supportdenmark

Abril 18, 2004

Un día, una decisión, un error

Acabo de escuchar al nuevo Presidente del Gobierno, en su primera comparecencia como tal, anunciando lo que es, de hecho, la retirada inmediata de las tropas españolas de Irak. No será mañana, ya que hay que coordinar la salida con las fuerzas de los países que van a permanecer en el terreno, pero el hecho es que las tropas volverán y será, probablemente, antes del anunciado 30 de Junio. La justificación aportada por Zapatero es que, en el último mes, en contactos (supongo que informales ya que aún no eran el gobierno legítimo de España) con los países implicados y con miembros de la ONU, no han observado ningún movimiento en la dirección que ellos deseaban, es decir, una entrega de la responsabilidad por parte de los EEUU a la ONU. Quizás lo lógico hubiera sido realizar esos contactos ya como gobierno, me resulta difícil creer que en este tiempo entre las elecciones y la jura de cargos se hayan podido analizar todas las consecuencias que implica este repentino movimiento, incluyendo las posibles implicaciones para unas tropas que, de aquí en adelante, se encuentran en una situación aún más delicada frente a la población civil iraquí y los grupos terroristas que allí actúan.
Si hay que entender esta decisión es en clave interna, como un golpe de efecto de cara a mantener movilizado al electorado socialista frente a las cercanas elecciones europeas. Es posible que la cúpula socialista se haya planteado que una victoria del PP convertiría a su Gobierno en un ejecutivo circunstancial. Con toda la carga de inestabilidad que ya acarrea Zapatero en su trato con los nacionalismos esto sólo sería un golpe mortal nada más comenzar su andadura como Presidente.
Sin embargo, lo realmente importante son las consecuencias en dos frentes: nuestros aliados y el terrorismo internacional. Para quienes, como yo, piensan que nuestros aliados más valiosos y confiables son EEUU y Gran Bretaña, esta decisión es un letrero luminoso señalándonos como un país poco digno de crédito en el escenario internacional. Si ya era bastante malo el anunciar la retirada de las tropas con una fecha fija si no se cumplían una serie de condiciones, el decidir ahora un adelanto de la fecha anunciada sin hacer ningún intento, como Gobierno, de conseguir un avance en esas condiciones, nos marcará como un país con credibilidad cero en nuestros compromisos internacionales, pasados y futuros. Incluso de cara a la UE, perdemos peso en las futuras negociaciones sobre la constitución europea, si es que no habíamos perdido ya bastante anunciando que lo conseguido en Niza se podía entregar a cambio de nada, como hizo el nuevo Ministro de Exteriores, Moratinos.
Por otro lado, estamos incitando directamente al terrorismo islámico a actuar en Europa. No sólo abandonamos Irak por un compromiso electoral (acto que ya se interpretaba como una victoria de los terroristas tras el atentado del 11 de Marzo y que hubiera merecido alguna reflexión por parte del nuevo gobierno), sino que damos la impresión de salir aceleradamente ante las amenazas del radicalismo islámico. Incluso para quienes consideran un error la guerra de Irak, debería ser claro que abandonar el país ahora sería un error de proporciones colosales que entregaría a los iraquíes a una teocracia islámica imprevisible. Nuestra actuación debilita la posición de las fuerzas internacionales en Irak en su lucha contra los terroristas e incluso de cara a los civiles, que pueden interpretar que la presencia occidental es insegura, eliminando así toda motivación para luchar por construir un Irak democrático y libre.
Acabaré con una anécdota que me ha llamado la atención. Zapatero ha mencionado, entre las características del futuro Irak que desea, la seguridad, la paz y la democracia, pero no la libertad. Quizás porque sabe que lo que acaba de hacer aleja al país, aunque sea un poco, de un futuro realmente libre y lo impulsa hacia una teocracia tan democrática como puedan serlo las de Irán o Arabia Saudí.

Escrito por Feyn Dem en: Abril 18, 2004 8:41 PM
Comentarios

Tienes toda la razón. Ante la presión nacionalista-separatista y comunista Zapatero ha enterrado la Ley de Calidad de la Enseñanza, el Plan Hidrológico y ha retirado a la fuga nuestras tropas de Irak, en el acto de mayor cobardía y traición que se recuerda en nuestra historia. Da miedo pensar qué va a hacer este gobierno en la lucha contra ETA, o con el plan Ibarretxe o con el Estatuto separatista de Cataluña o con las reclamaciones marroquies sobre territorio nacional...Un desastres en ciernes. Como vasco liberal y constitucionalista, con un PP debilitado después de las últimas elecciones, y con signos , en el País Vasco, de división interna, veo mal, muy mal las cosas. No creo que Zapatero vaya a mover un dedo para evitar el referéndum separatista de Ibarretxe. Más aún, sus promesas de reforma o castración de la Constitución nos aboca a una época muy turbulenta. Ahora,todos los enemigos de España y de la Libertad, que son los mismos, saben que tenemos un gobierno felón y traidor. Desde luego, no creo que dejen de aprovechar la ocasión.

Posted by: aitor. en: Abril 18, 2004 10:49 PM

Estremanos el "Nuevo orden mundial" anunciado por Caldera. Un sólo día le ha bastado a Rodríguez para definir la nueva y "mejorada" situación de España en el orden internacional. Una nueva España
COBARDE, que sale huyendo de Irak, y ESTÚPIDA, pues previsiblemente renuncia a lo conseguido en Niza. Nuestro cambio de "talante" ha sido definitivo.

Posted by: Munio en: Abril 18, 2004 11:32 PM

Hola soy Ignacio (argentino) y a mi me quedan dos grandes dudas: ¿Quienes eran los aliados de España, y quienes son actualmente?
Y mi otra duda es: ¿Quienes eran los enemigos de España, y quienes son actualmente?
Ustedes se preguntarán a que se deben mis preguntas... se deben a que estoy representando a España en un modelo que imita a la ONU, entonces debo saber como actuar ante los distintos países involucrados en el modelo ya mencionado. Desde ya muchas gracias!!! Espero rápidas respuestas..... Gracias de nuevo.
Atentamente Ignacio

Posted by: Ignacio Francisco en: Abril 25, 2004 10:25 PM