supportdenmark

Abril 25, 2004

Cultura contra el espectador

Adam Smith señalaba que, cuando se reúnen una serie de empresarios de determinado sector, no tarda en surgir una conspiración contra los intereses de los ciudadanos. Hace unos días, las “gentes del cine español” se reunieron para descubrir si el nuevo Gobierno iba a apoyar su vieja conspiración.
Acabo de leer en El Mundo algunas opiniones de empresarios del cine (Enrique González Macho, distribuidor, productor y presidente de Alta Films y Antonio del Real, director y productor cuya última aportación a la riqueza cultural española es “Trileros”), respecto a la aclamada excepción cultural que propugna el nuevo Gobierno del PSOE. Indudablemente, la sugerente perspectiva de que parte de la riqueza que el resto de españoles creamos acabe en sus manos sin tener que hacer nada, aparte de autodenominarse creadores y decir que representan la cultura española, tiene a estos empresarios algo más arriba del séptimo cielo. Es comprensible. Quieren más dinero público, quieren más cuota de pantalla reservada para ellos, quieren que la promoción de sus obras las paguemos todos. Y lo van a conseguir.
Dicen que la gente que trabaja en el cine lo pasa mal cuando el público decide no entregarles voluntariamente su dinero en forma de entradas. Su enorme aportación a nuestra existencia merece, por lo visto, que todos les evitemos el disgusto de adaptarse al mercado de trabajo. No sé por qué no les hacemos funcionarios directamente y nos ahorramos ya estas discusiones.
Pero lo que realmente es admirable en estos pequeños, y no lo digo por la extensión, artículos de opinión, es algo que delata lo que realmente persiguen estos pancarteros del cine. No hay una sola mención al público. Ninguna. No se menciona en ningún momento a la gente que va al cine, compra su entrada y se sienta a ver una película.
En un sistema de libre mercado es la gente la que decide qué es bueno y qué no lo es, exactamente igual que en un sistema democrático es el votante el que decide qué opción política es suficientemente buena para él. El paralelismo es importante porque hay gente que no acepta el veredicto del público, que prefiere la actuación de un poder central que les garantice un mercado controlado donde su riqueza no sufra riesgos y donde el pueblo no tenga nada que decir. La duda que me surge ahora es si, en el fondo, no es ese también el modelo que prefieren para la política.

Escrito por Feyn Dem en: Abril 25, 2004 4:01 PM
Comentarios

Si, parece pemtira que tanto cacareen que todos somos iguales a la hora de votar, pero... a la hora de elegir que pelicula queremos ver, no. Somos menores de edad.
Esto es lo que se ha llamado de toda la vida despotismo ilustrado: todo para el pueblo pero sin el pueblo. Bueno, para el pueblo futuro, que se supone se maravillara ante el explendor cultural de pricipios del XXi, porque lo que es la gente del dia de hoy... ya estamos bastante cansados de naderias y bodrios.
Aunque realmente lo que habria que preguntarse es si realmente darle el dinero publico a un lobbie de privilegiados es lo que hara florecer la cultura. Si el dinero publico convirtiese en obras de arte para la posteridad la creación, hoy po hoy estariamos extasiados con las producciones cinematograficas de la URSS, de Musolini, o de la alemania nazi... y jamas dariamos una loa al peripatetico cine americano de mercado de la misma epoca...

Como ya nos ha dicho la ministra, no todo lo que vende es bueno. Se le olvida un dato importante. No hay un aparato que mida que buenas o malas son las peliculas. Para medirlo habra que establecer dos cosas: o bien unos parametros genearles aceptados por todos, o bien unos criterios subjetivos personales.
Si estamos en el primer caso, estamos vendidos al estalinismo: el hombre es feliz si participa de la propiedad de la tierra, el hombre no quiere placeres burqueses como el tabaco o los perfumes... y asi un largo etc. que configura una serie de paramatros generales sobre lo que al hombre le gusta. Es como si en un concurso de mises se elige a la mas guapa segun lo que le miden labios, nariz, longitud de onda del color de sus ojos... y un largo etc. de caracteristicas que se suponen configuran a la mujer mas guapa.

En el segundo caso habra que tener en cuenta dos cosas: ¿el criterio subjetivo es solo de un grupo de expertos o de los destinatarios en general?. Si es de un grupo de expertos, estamos practicamente en las mismas de antes. Mucho más si pensamos que el grupo sera homogeneo, sobornable, interesado, parcial...
y nos queda la ultima. Que decida el destinatario. Y como todos sabemos no hay sistema que aporte mas, mejor, y en el menor tiempo que el sistema de mercado. Aunque visto el talante de estos totalitarios, poco les importa lo que opina el consumidor... ni siquiera repartirian unas encuestitas - con lo que se tiende a falsear respuestas en ellas y demas...- porque creen que somos menores y punto.

No me imagino que la genialidad de Cervantes, Quevedo, Becker o quien se quiera naciera de donaciones de dinero público. Es más, estoy convencido de que no son opbras para el gran público y que su lectura requiere una formacion academica, un estudio del contexto en el que se escribe... y que si hoy, en aras del interes cultural, quitase el codigo da vinci, todos los de Javier Marias, Maruja Torres, Ussia, César Vidal y compañia y nos obligasen a comprar obras completas de los clasicos nos daria un patatus. Y eso que son clasicos... con cierto consenso en torno al valor de su obra...
El patatus me da a mi al pensar que quieren hacer lo mismo pero con una horda de gente sin ingenio, agudeza, o la menor habilidad para esto del cine. Que han sido rechazados y rechazados mil veces en taquilla por este pueblo menor de edad.
Y que no se quejen ni de multinacionales que les comen el mercado ni bada, que en el cine de mi zona, ya habia salido "dias de futbol" en DVD y la seguian poniendo en el cine...

Ah!... y la genialidad no es una cuestion de dinero. Berman filmo "el septimo sello" con su compañia de teatro y recreo el bisque en el equivalente al parque del retiro. Presupuesto, minimo, decorado, minimo. Sin embargo, Berman si pasara a la posteridad en la cultura cinematografica

Posted by: Sir Winston en: Abril 25, 2004 5:00 PM

"no hay sistema que aporte mas, mejor, y en el menor tiempo que el sistema de mercado"

INFORMACION

Posted by: Sir Winston en: Abril 25, 2004 5:02 PM

Ah!... me acabo de acordar... si caminamos hacia el modelo frances de un cine propio y comprometido con la sociedad, recordemos los grandes taquillazos franceses de hace dos años... "Amelie" y la ultima de Asterix y Obelix. Peliculas, como todos sabemos, seriamente comprometidas con la realidad social, que no trata temas ni historias banales y vacias como el pérfido cine americano de mercado...

Posted by: Sir Winston en: Abril 25, 2004 5:05 PM

Claro, fueron taquillazos, pero...
el pueblo menor de edad no sabe elegir. Hay que decirles que ver y que no ver, no vaya a ser que se pierdan el explendor cultural cinematografico que se vive en estos momentos...

Posted by: Sir Winston en: Abril 25, 2004 5:06 PM

¿Has leído La Rebelión de Atlas? Recomendable.

Posted by: José Carlos Rodríguez en: Abril 27, 2004 5:14 AM

Tomo nota. ¿De quién es?

Posted by: feyn dem en: Abril 27, 2004 8:54 AM

Ya localicé la referencia, ahora sólo falta que exista una librería en Madrid donde encontrarlo.

Posted by: feyn dem en: Abril 27, 2004 11:15 AM