supportdenmark

Mayo 1, 2004

La eterna vergüenza

Existen en cada ser humano facetas monstruosas, instintos que nos empujan a provocar dolor y a experimentar una satisfacción irracional con ello. Es importante ser consciente de esto, cada cuál mantiene a sus monstruos bajo control a su manera. Están aquellos cuyos firmes principios morales entierran la pesadilla humana bajo gruesas capas de civilización, otros esconden la parte más horrenda de su naturaleza por miedo al castigo y al rechazo público.
Hay épocas y circunstancias en las que resulta mucho más sencillo que todo lo repugnante del hombre salga a la luz, aquellas situaciones en las que una persona siente que posee un poder absoluto sobre el otro, cuando parece que nada podrá tocar al torturador y este siente que todo le está permitido. Las dictaduras y las guerras, cuando el imperio de la ley se desvanece, son un campo fértil para lo peor que el hombre ofrece.
Será imposible extirpar esta parte de nuestra realidad, que nos deja imágenes y testimonios como los de estos últimos días, no sólo en Irak, también en nuestras propias casas. Sin embargo, sí tenemos las herramientas necesarias para cercar y convertir en mínima excepción esta locura. El principio de responsabilidad individual, inseparable de la libertad, nos dispone a rechazar este poder sobre el otro; el sabernos jueces de nosotros mismos nos hace más fuertes en esta lucha contra la tentación de la barbarie. ¿Cuánto daño no habrá hecho ya en este terreno esa tendencia a culpabilizar siempre al otro, a la sociedad o a la educación, de cada uno de nuestros errores?
Cuando el mal ya está hecho sólo nos queda retornar humildemente al viejo camino: la ley, el castigo al culpable, la asunción de nuestra naturaleza y de nuestra responsabilidad como hombres libres. Por nuestro bien, que así sea.

Escrito por Feyn Dem en: Mayo 1, 2004 6:00 PM
Comentarios

Cuando dices que hay épocas y circunstancias en las que resulta más sencillo que lo repugnante salga a la luz (magnífica frase, por cierto), me has hecho recordar los antiguos pregones de Tierno Galván, cuando concluía con algo así: Madrileños, al loro, y el que no esté “colocao” que se coloque. El principio de la libertad individual que tú citas, si te he entendido bien, no puede funcionar sin una correcta educación previa, clave de toda libertad, donde se inculquen determinados valores de respeto al semejante. Lo que me da que pensar que la próxima generación de esa LOCE, de por sí pacata, que los socialistas han mutilado y los nacionalistas ignorado nos traerán nuevas noches de botellón y éxtasis.

Posted by: Policronio en: Mayo 1, 2004 6:52 PM

Yo mencionaba la responsabilidad individual, que en realidad viene a ser lo mismo que la libertad porque no existe la una sin la otra. Es cierto que la educación es fundamental para propagar estas ideas pero no conviene caer en la tentación de responsabilizar únicamente a la escuela pública; en esa responsabilidad individual está tambien la de educar a nuestros hijos (el que los tenga). Uno de los mejores ejemplos de lo que decía respecto a la dejación de responsabilidades es esa, la mayoría espera que el Estado sea el educador universal y así nos va.

Posted by: feyn dem en: Mayo 1, 2004 7:36 PM

Conforme con tu aclaración y en que el Estado no debe ser el educador universal, como tampoco el creador universal de puestos de trabajo.

Para los que creemos en la iniciativa privada, como tú y yo, el Estado sólo aportaría una parte a nuestra educación o a la de nuestros hijos, pero al menos se espera que ese mismo Estado, de ahí lo esencial del programa educativo, no embrutezca mediante métodos heterodoxos donde vale casi todo: No aprobar, pasar curso, eliminar materias fundamentales, etc. Esto último no tiene nada que ver con lo que has dicho, guarda relación con la calamitosa posición socialista o nacionalista respecto a la LOCE.

Posted by: Policronio en: Mayo 1, 2004 9:13 PM

Me he quedado de piedra con tus comentarios, Policronio. Ni siquiera condenas la actitud de los soldados que maltrataron a los prisioneros, ni el acto del maltratador. Simplemente lanzas un discurso aprendido contra la educación socialista y te quedas tan ancho.

Vamos, que los culpables de todo son los socialistas. Lamentable. ¿Sabes si ya han encontrado el carnet de afiliación del PSOE a Sadam?

Posted by: Artila en: Mayo 2, 2004 1:15 AM

Artila, no voy a entrar en polémica contigo, pero juraría que no has entendido el tema de fondo, al que yo contesto, del comentario inicial de Feyn Dem, que no es el maltrato de los prisioneros. ¡Naturalmente que son condenables esos malos tratos! Vaya aquí explícito mi más rotundo rechazo y mi deseo de que sobre los maltratadores caiga todo el peso de la ley. Pero déjame decirte que si hubieses leído más limpiamente lo que yo comento en mi primera nota, hubieras asimilado una frase relacionada con la educación: “Donde se inculquen determinados valores de respeto al semejante”. ¿Qué te dice la frase?, ¿que yo apoyo a los maltratadores?

Posted by: Policronio en: Mayo 2, 2004 10:23 AM