supportdenmark

Junio 21, 2004

Hablando por todos

Según 650 ONG (definitivamente son un negocio en auge, lástima que no salgan a bolsa), la FAO se ha pasado al bando de los siervos del satán de la modificación genética. Hoy no tengo tiempo para ponerme a rebatir los argumentos acientíficos de los ecologistas, que vienen a ser los mismos de siempre, pero sí hay algo, más relacionado con su carácter totalitario, que me gustaría destacar.
En los breves párrafos que ocupa la noticia, las ONG implicadas en el absurdo de turno, con la eficaz ayuda del redactor, se arrogan la representación absoluta de: los pequeños agricultores (destacable el pie de foto: "Los pequeños agricultores rechazan los OGM"), los intereses de los pobres agricultores tradicionales y sus comunidades (encantados de saber que tamaño atajo de demagogos se apropian de su futuro), los científicos independientes (que sólo lo son si les dan la razón) y, por último, de toda la sociedad civil, cuyo saludo le retiran a la FAO hasta que no rectifique.
Puedo imaginarme el estupor de los miembros de la FAO cuando, esta mañana, nadie de su entorno les ha saludado. Encerrados en el más absoluto aislamiento social y conscientes de su culpabilidad en todos los males que nos azotan, supongo que no tardarán en volver al redil oenegista para formar parte, una vez más, de la comunidad internacional de los bienpensantes que les recibirán con una ligera reprimenda pero con los brazos abiertos. Porque, ¿quién podría soportar tener a los nuevos mesías de la humanidad en su contra?

Escrito por Feyn Dem en: Junio 21, 2004 11:12 AM