supportdenmark

Agosto 17, 2004

Libertad y listas

El debate sobre las medidas tomadas por los estados para defenderse del terrorismo tiene su piedra de toque fundamental en el límite a imponer para proteger la libertad de los ciudadanos. Los gobiernos aprovechan situaciones de crisis, reales o ficticias, para aumentar su área de influencia en la vida de sus ciudadanos y la Guerra contra el Terror no es una excepción a esta regla de oro del estatalismo. Hoy mismo, en el Washinton Post, podemos encontrar un ejemplo de esta intervención estatal en las libertades individuales que se presenta en la forma de listas negras de nombres que no deben a parecer en las listas de empleados de ciertas empresas.
El autor del artículo, Antonio Romero, relata como su nombre aparece en una lista del Departamento del Tesoro y cómo cualquier organización que reciba dinero del departamento debe confrontar los nombres de sus empleados con los de la lista bajo amenaza de acciones legales por parte del estado. Sólo un problema, lo único que hay en la lista es un nombre y un apellido, ¿cuántas personas se verán afectadas por un nombre en una lista?
“A quick Internet search found no fewer than 10 of them in New York, not to mention four Anthony Romeros”.
La lista también ofrece la fecha de nacimiento, aunque este dato podría no ser suficiente para asegurar al 100% que no habrá errores de identificación, existe otro problema:
“The easiest method to distinguish me from the Antonio Romero on the watch list would be to compare birth dates. The Romero in question was born eight years before me. Great, problem solved -- except that under age discrimination law, employers cannot ask about my age or date of birth prior to hiring. Furthermore, not all the entries on the lists provide a date of birth or any other distinguishing information. Faced with these challenges, many employers might simply choose not to hire me.”
La cuestión es hasta que punto un gobierno tiene derecho a plantear listas negras de este tipo. ¿Puede un gobierno decidir a quién debe contratar una empresa? ¿Qué beneficio en la lucha contra el terrorismo se deriva de todo este control extrajudicial sobre la ciudadanía? La utilización de este tipo de listas, intencionadamente vagas e imprecisas en sus datos, es una intromisión obscena en la vida de los ciudadanos y en su libertad y convierte a muchos ciudadanos en sospechosos a priori. Los límites del estado siguen intentando crecer.

Escrito por Feyn Dem en: Agosto 17, 2004 7:23 PM
Comentarios

"except that under age discrimination law, employers cannot ask about my age or date of birth prior to hiring"

Esto me parece peor aún ¿que clase de majaderia es esa de no poder preguntar a un empleado su edad antes de contratarle?

Posted by: narpo en: Agosto 17, 2004 7:40 PM

Pues sí, es lo que se consigue cuando se permite que el gobierno se meta en todas las actividades de las personas. Dentro de poco no se podrá preguntar por la capacitación profesional porque sería disriminar entre gente preparada y no preparada. En fin...

Posted by: feyn dem en: Agosto 18, 2004 8:21 AM