supportdenmark

Septiembre 12, 2004

La España antisemita

“El 30% de los españoles considera que los judíos no se preocupan de nadie salvo de los suyos; el 27% cree que los judíos utilizan prácticas poco honestas para conseguir sus fines; el 58% opina que los judíos españoles son más leales a Israel que a España; y el 63% piensa que los judíos tienen demasiado poder en todo el mundo”.
Estos datos, aterradores como son, no pueden sorprender a nadie. ¿De donde sale ese odio a los judíos en un país en el que apenas representan un 0,1% de la población? ¿De donde saca el convencimiento para decir estas cosas gente que probablemente no ha conocido a un judío en su vida? Del mito, de la mentira, de la manipulación, de la tendencia humana a encontrar objetivos para su odio irracional. Durante años, desde la izquierda se ha buscado debilitar el capitalismo y la democracia atacando a los Estados Unidos y a los valores que representa. En esa lucha no hay impedimentos morales para utilizar las mismas armas que ya utilizaron con éxito los fascistas y los comunistas: la propaganda del odio racial, el fomento de la mentira asesina con un objetivo político. Entre estos mitos, el más popular es el que relaciona a los EEUU con Israel, y con el pueblo judío en general, dentro una “conspiración global”. Los mismos mensajes, que provocan incredulidad y horror en boca de Franco o Hitler, son ahora modernizados y se lanzan desde los periódicos, las televisiones y las radios. Cualquier excusa es buena en la “lucha” contra el demonio capitalista. Una vez más los ignorantes, los que juguetean con la historia sin aprender de ella, alimentan movimientos que nos llevarán al desastre pensando que pueden controlarlos. Cuando los sectores de extrema izquierda y extrema derecha que ya existen en España sean demasiado fuertes como para ignorarlos por más tiempo alguien preguntará cómo llegamos a esa situación. Pocos tendrán la memoria y la honestidad necesarias para recordar los titulares, las declaraciones institucionales, la doble moral que permite no condenar a ciertos terroristas e igualar a víctimas y verdugos, que facilita olvidar las agresiones, los insultos y las amenazas. Ha pasado durante tanto tiempo en el País Vasco con todos los que han tratado de defender la libertad y la democracia que a veces olvidamos que los judíos siguen amenazados por las viejas formas del terror en nuestra propia casa.

Escrito por Feyn Dem en: Septiembre 12, 2004 6:39 PM
Comentarios

Los judíos están en el tercer lugar entre los vecinos más indeseados por los españoles. Gitanos y árabes/musulmanes molestan todavía más a los racistas.


Posted by: nasser en: Septiembre 12, 2004 8:13 PM

Feyn dem, yo eliminaría a Franco de tu artículo. Su represión no afectó precisamente a los judíos. Los únicos que vociferaban de vez en cuando eran los de la Falange, al hablar de la "conspiración judeo-masónica", pero eran eso, voceros sin más, al menos en esta cuestión concreta. El palo gordo lo recibían otros. Igualmente, hay que recordar que en 1948, al constituirse Israel como Estado (¿República?), el nuevo país se negó a establecer relaciones diplomáticas con la España franquista, caso único en toda la Europa occidental (sí lo hicieron con la URSS y demás países del Este). Ni siquiera con el fin del aislamiento diplomático español, a partir de 1950, quiso Israel intercambiar embajadores con Madrid, tanto es así que en 1955, con motivo de la entrada de España en la ONU, Israel votó en contra. Nuestra imbécil progresía debería tomar buena nota de todo ello, tratándose del único país no comunista, junto con Méjico, que no reconoció al régimen franquista, lo cual contrasta con la posición opuesta de los países árabes en aquellas fechas. Pasaron 20 años, y a partir de 1976, es de lamentar que la UCD (Suárez & Calvo Sotelo) no corrigieran esta situación absurda, teniendo en cuenta lo citado más arriba, sobre todo pensando que Israel ya estaba dispuesto a intercambiar embajadores. Se tuvo que esperar al felipismo de corrupta memoria (enero de 1986, recién ingresada España en la UE), para el intercambio diplomático. La misma memoria que tiene la trasnochada izquierda en según qué cuestiones de guerra civil & franquismo, debería tenerla en relación con la actitud de Israel hacia Franco en aquel período.

Posted by: marvin en: Septiembre 12, 2004 9:53 PM

Yo sí incluiría a Franco entre los antisemitas peligrosos.
Durante la 2ª Guerra Mundial se comenzó a elaborar un censo de chuetas (descendientes de judíos conversos en Mallorca) A saber cuál habría sido su destino si Hitler no llega a perder la guerra.

Posted by: nasser en: Septiembre 13, 2004 8:44 AM

No concozco exáctamente la situación de la comunidad judía española durante el franquismo aunque supongo que si no hubo una represión especialmente dura fue por su pequeño tamaño y porque no iba a ser algo tolerado internacionalmente después de la segunda guerra mundial. Lo que sí había eran mensajes más o menos abiertamente antisemitas por parte del régimen y en ese aspecto la izquierda española está peligrosamente cerca de Franco, de ahí su desmemoria.

Posted by: feyn dem en: Septiembre 13, 2004 1:36 PM

A propósito de Franco y los judíos, leo en el libro de Shlomo Ben Ami "Israel entre la guerra y la paz":

"Pero es indiscutible que el filosefardismo de España no se manifestó sólo en el ámbito liberal. Fue precisamente bajo la dictadura de derechas de Primo de Rivera cuando la ola filosefardí alcanza su punto culminante, con un decreto de 1924 por el que se otorgaba la nacionalidad española a 'aquellas personas de origen español que se hallen bajo la protección de nuestros representantes en el extranjero como si fueran españoles'. Ni puede olvidarse que, mientras la democrática Europa permanecía trágicamente indiferente a la suerte de los masacrados judíos en los territorios ocupados por los nazis, el dictador Franco y sus cónsules en todo el continente salvaron a miles de judíos sefardíes de la matanza. Fue, asimismo, gracias a la intervención de Nicolás Franco, hermano del dictador, que se abrió la primera sinagoga en Barcelona en 1945; cuatro años después se inauguró otra en Madrid. El propio Franco fue directamente responsable de la creación en 1941 del Instituto Arias Montano de estudios judíos y sefardíes con su prestigiosa publicación 'Sefarad'. Este instituto se convirtió en núcleo de una intensa y seria labor académica bajo la dirección de especialistas tan destacados como Francisco Cantera Burgos, Millas Valicrosa y Pérez Castro. En 1958, España permitió la constitución de una sacción de la Federación Mundial Sefardí; al año siguiente se inauguró en Madrid una exposición de cultura judeo-española. En 1964, Franco firmó el decreto de fundación de un museo sefardí en Toledo. En enero de 1965, los presidentes de las comunidades judías de Madrid y Barcelona fueron recibidos por el Caudillo, que un mes después tomó la histórica medida de legalizar su status".

Luces y sombras.

Posted by: more en: Septiembre 14, 2004 10:19 AM