supportdenmark

Enero 10, 2005

El caso BK

Creo que nunca he comentado aquí la peculiar mutación que transformó una apacible tienda de ropa que había en los bajos del edificio donde vivo (o donde mis padres dejan que siga viviendo, en vista de que mi sueldo y los precios de los pisos vienen a ser agua y aceite) en un Burger King con todas las de la ley. Lo de la ley va con coña, después de dos años de acumular denuncias sobre denuncias ahora sabemos que el BK nunca debió estar allí pero que allí se va a quedar, en un nuevo ejemplo de cómo funciona la ley en este país.
El caso es que vivo encima de un BK, o, mejor dicho, debajo de la chimenea motorizada de un BK. Un BK que hace dos noches fue atacado por tres individuos con cadenas y bolas de metal y que ahora luce unas estupendas lunas rotas. Tranquilos, que no fui yo. El caso es que ahora abundan las hipótesis sobre la identidad de los autores. Una vecina, que vio el incidente por la ventana, insistió en culpar a unos skins, aunque hace años que no vemos un rapado por estos pagos, además aún me estoy preguntando qué podría tener un tipejo de esos contra un BK (salvo que con neurona y media para vivir lo mismo cualquier cosa con cristales es objetivo válido). El caso es que, según la propia descripción de la mencionada vecina, aquellos tipos no parecían skins. Yo, por mi parte, apuesto por unos cuantos comunistas-pastel antiglobalización, que de esos sí tenemos en abundancia y ya han demostrado cierta inquina contra el local de marras en forma de carteles y pintadas. Por otra parte, estoy seguro de que los responsables del local miran hacia arriba pensando en algunos de los que vivimos con sus ruidos, olores y vibraciones. Yo, palabrita del niño Jesús, estaba durmiendo, ni siquiera me enteré de la historia hasta la mañana siguiente. Anda que para una noche que uno puede dormir sin los motorcitos del BK dando la coña me voy a despertar por unos niñatos con cadenas.
Se admiten apuestas, yo me inclino porque nunca sabremos quién fue pero creo que el tarado que escribió “Lenin Vive” frente a mi casa puede tener algo que ver.

Escrito por Feyn Dem en: Enero 10, 2005 4:13 PM