supportdenmark

Enero 27, 2005

¿Valentín? ¿Estás ahí?

He de reconocer que ni mi espíritu masoquista ni mi salud mental dan para aguantar una entrevista a Ibarreche en televisión, así que sólo pude permitirme pequeños vistazos a tan insólito acontecimiento: una entrevista política en “prime time” en la televisión de los reality shows y las vísceras palpitantes en directo, Tele 5. ¿O debería decir espacio electoral en vez de entrevista?
Repito que no vi más que fragmentos pero en uno de ellos fui espectador de un intercambio de frases que definen a entrevistador y entrevistado para siempre jamás. El lehendakari de la mitad de los vascos, la mitad que no tiene una pistola apuntándole a la cabeza, insistió en el carácter benéfico e inocente de su plan independentista e instó al entrevistador a anunciarlo como tal. Ustedes, los medios, vino a decir, deben mostrar este plan como una puerta a la esperanza. No sólo reprochó al presentador su forma de enfocar la noticia, le dio instrucciones claras de cómo debía hacerlo. Y mientras el invitado mostraba sus credenciales de aspirante a dictador delatando su exquisito respeto por la libertad de expresión, el agredido por tamaña muestra de insolencia miraba a la mesa y decidía no decir palabra. Otra pregunta, por favor. Ni un gesto que pueda dar a entender que te molesta que un político te diga lo que tienes que hacer, cómo debes enfocar las noticias que das. Juan Pedro Valentín, ese incansable luchador por la libertad de prensa.

Escrito por Feyn Dem en: Enero 27, 2005 11:20 AM
Comentarios

Es que esta guardando las ganas de morder para cuando vaya uno del PP.
Guuuaaaauu guau guau

Posted by: HarySeldon en: Enero 27, 2005 12:00 PM

A mí me llamó mucho la atención cuando, con bastante critero, Valentín le dijo a Ibarretxe que su Plan no sólo no tiene el apoyo del resto de los españoles, sino que media Vascongadas tampoco pasa por él; y que, por lo tanto, mejor sería que buscara un acuerdo más consensuado.

Bien, la respuesta del prohombre -habla en 3ª de singular maiestática: "el lendakari"- separatista fue suficientemente sintomática de lo que puede dar de sí un sabiniano: cual niña en el recreo dijo: tengo la mitad más uno, tengo la mitad más uno... fastidiaros.

Ya sabemos qué es el nacionalismo: la imposición de la mitad más uno a la mitad menos uno. Esto para que aprendamos los constitucionalistas y que sepamos que pactar con esta gente va a ser siempre para perder.

Un cordial saludo

Posted by: Smith en: Enero 27, 2005 1:51 PM