supportdenmark

Febrero 2, 2005

La cuadrilla de los sabiondos

Ya hemos tenido un primer adelanto formal de las conclusiones del comité de sabios, esos que debían proponer un plan de futuro para la televisión pública. Salvo algunos inocentes, que aún quedan de esos, todos sabíamos que el famoso comité tenía mucho más de político que de sabio y que sus conclusiones estaban prediseñadas desde Moncloa; la verdadera pregunta era si iban a saber disfrazar con estilo las directrices recibidas y la respuesta, ya esperada, es que no.
A la espera de conocer el informe completo, resulta sorprendente cómo se pueden perder tantos meses para acabar con una conclusiones tan pobres. Sabiendo, como sabíamos por declaraciones de Caffarel y compañía, que RTVE no iba a renunciar a la publicidad ni a la lucha por la audiencia, nos quedaba la duda de cuál iba a ser el subterfugio elegido para mantener el gigantesco presupuesto del ente público y financiar su deuda como exige Bruselas. La solución que nos han ofrecido consiste en aumentar la asignación presupuestaria a cargo de los impuestos de todos los españoles desde el 5 al 50% del dinerillo que cuesta cada año RTVE. Además, el Estado asumirá la deuda existente, y sospechamos que la que venga también, ya que el famoso plan no aporta nada que vaya a impedir a esta continuar creciendo. Para que no digan que no han hecho nada por potenciar el carácter público de la televisión “de todos” y dar un poco de aire a las privadas, también han propuesto reducir los minutos máximos de publicidad por hora de 12 a 9. Nada dicen del precio cobrado por esa publicidad de forma que no sabemos si realmente esto va servir de algo al resto de cadenas de televisión además de que ya sabemos por donde se suelen pasar estas reglamentaciones las televisiones, públicas o privadas. En todo caso, y dado que la deuda continuará creciendo, el factor público en el mercado de la publicidad televisiva no es previsible que pierda peso.
La conclusión ha de ser que el elefantiásico aparato de propaganda gubernamental que, con este y todos los gobiernos que en España han sido, no ha hecho más que crecer, será financiado a cuenta de nuestro trabajo de aquí hasta que nos cansemos de verdad y les cerremos el chiringuito, si es que alguna vez tenemos el sentido común de hacerlo. Una nueva y espectacular partida para un presupuesto con cierta tendencia al desequilibrio y todo para lo de siempre: manipulación del publico por la vía catódica. Creo que por aquí no queda nadie que realmente piense que la televisión pública (y más aún esta televisión pública) tiene algún tipo de sentido o que cubra algún sector no cubierto por las televisiones privadas en abierto, cable o satélite. Su propia inutilidad para quienes la pagan debería ser su sentencia de muerte, pero es pública y hay a quién si le resulta útil el engendro. Para nuestros políticos, nacionales o regionales, es muy barato tener un altavoz gigante y que se lo paguemos nosotros por la coercitiva vía de los impuestos.

Escrito por Feyn Dem en: Febrero 2, 2005 7:27 PM
Comentarios

¿Y en galicia,madrid y valencia que?

Posted by: HarySeldon en: Febrero 2, 2005 8:04 PM

Si hubieras prestado atención mientras leías no se te hubieran pasado lo de "[...]nuestros políticos, nacionales o regionales[...]" o esa otra parte en la que digo "[...]con este y todos los gobiernos que en España han sido [...]". Ya que estamos, y para despejar tus dudas sobre mi actitud hacia las televisiones públicas, puedes leerte esto: http://feyndem.redliberal.com/002426.html

Posted by: feyn dem en: Febrero 3, 2005 6:30 PM