supportdenmark

Febrero 15, 2005

Te lo digo como lo siento, o como lo sentía…

…porque ahora soy una langosta. Según un estudio reciente, las langostas no sienten dolor al ser cocidas, pero los que sí han sentido un cierto dolor ante este estudio han sido los ecologistas, una de cuyas causas con más tirón consistía en defender a estos animalitos de ser bañados en agua hirviendo para deleite de unos cuantos humanos, esos tipejos tan desagradables. Supongo que seguirán intentándolo con los caracoles y algunos de esos bivalvos sabrosos que tradicionalmente han sido cocinados de esta bárbara manera. Seguro que podrán contar con el apoyo de la ministra Narbona, nunca se sabe el efecto que sobre el turismo podría tener una rebelión de mariscos enfurecidos provocando intoxicaciones mientras reivindican ser cocinados de una forma más humana. Espero que en próximas fechas veamos una campaña defendiendo a las pobres gacelas de la 2 de los puñeteros felinos. Y ya puestos, ¿para cuando una campaña para protegernos a todos de los ecologistas y sus brillantes ideas?

Escrito por Feyn Dem en: Febrero 15, 2005 3:56 PM
Comentarios

Con lo que me gusta a mí la langosta encebollada de cierto local en Palma.

Yo ya me he declarado "en peligro de extinción". Sólo fumo en el jardín de casa y de noche. Ningún ecologista defiende mi habitat natural...

Posted by: Astur-Leones en: Febrero 15, 2005 4:23 PM