supportdenmark

Febrero 21, 2005

Coro: Volvimos a ganar todos

Presentarse a unas elecciones parece ser el mejor negocio del mundo, el único en el que nadie pierde nunca. Podría escribirse un libro entre lo delirante y lo cómico sobre los “razonamientos” de los partidos políticos en las noches electorales. ¿Magia? ¿Escapismo? Olviden a Houdini, los portavoces de los partidos son los verdaderos maestros.
Anoche todo el mundo volvió a encontrar una razón para alegrarse. El PSOE se agarró al Sí e incluso tuvo la desfachatez de considerar buena la cifra de participación. Claro, cuando propones a un grupo de gente que opine sobre un texto que se supone que les conducirá a un futuro brillante y a una paz perpetua, esperas que 6 de cada diez se queden en casa y que sólo 3 te digan que sí, que vale, que me convence este invento tuyo aunque pase de leérmelo. Mientras tanto, en los mundos de Yupi, Zapatero encuentra nuevas formas de decir “yo, mi, me, conmigo”. Por favor, que alguien le quite los espejos de la Moncloa a este hombre o acabará extasiado frente a su propio reflejo.
El PP aprovecha para meter el dedo en esa misma llaga, pero con prudencia, que ellos también pedían el Sí al engendro. IU sueña con tener el 17% de los votos, ya sabemos que la lógica nunca ha sido la disciplina más cultivada por ecologistas y comunistas, lo suyo es soñar y producir monstruos. De los nacionalistas mejor no hablamos, las elecciones nunca son lo mismo para ellos, tu puedes votar una cosa y ya se encargarán sus analistas de decirte que les has dado la razón, por si no te habías enterado.
Nadie quiere describir en voz alta la triste realidad. La mayor parte de los españoles se quedaron en su casa, menos de un tercio dieron su apoyo al Tratado, la mayor parte asumen que los políticos harán su santa voluntad. Europa es nuestra casa común, el problema es que a la mayor parte de los europeos no les convence el diseño y está claro que el arquitecto está sordo.

Escrito por Feyn Dem en: Febrero 21, 2005 11:00 AM