supportdenmark

12 de Marzo 2005

Los fines de Annan

Afirma un dicho oriental que el primer paso para la felicidad consiste en darle a las cosas un nombre adecuado y la lógica nos dice que partiendo de datos erróneos sólo el azar nos hará llegar a soluciones correctas. Hoy escribe Kofi Annan un artículo en El Mundo lleno de las habituales vaciedades y abstracciones inútiles que suelen adornarle a él y a la institución que preside, pero una de sus frases me ha llamado la atención como síntoma de una enfermedad, silenciosa pero virulenta, que nos invade desde hace tiempo y que consiste en el deseo de no pensar con lógica por miedo a encontrarnos con conclusiones carentes de ese tono rosa y optimista que a tantos gusta hoy día.
La frase, que curiosamente es la que escoge el diario como sumario del artículo, dice así: “Debemos disuadir a los descontentos de que recurran al terrorismo como táctica. Se inclinan por esa opción porque están convencidos de que es una opción eficaz y de que les reportará apoyo popular”. Para confirmar lo del apoyo popular es suficiente con acercarse a ciertas localidades del País Vasco, para ser testigo la eficacia de esa opción sólo es necesario echar un vistazo a nuestro actual gobierno y su alianza de civilizaciones.
Pero lo realmente asombroso de la frase es la parte que se refiere a los descontentos. Asume el autor con esta afirmación que los terroristas tienen una razón tras sus acciones, un descontento razonado que justifica unos fines pero no unos medios, que es lo que el Secretario General de la ONU condena. Y ahí reside su error porque, ¿cuáles son las razones del descontento de Ben Laden, Josu Ternera y demás? ¿Cuáles son esos fines que, según Annan, sería legítimo perseguir por otros medios? Cuando Al Zarqawi afirma que “derrotará a los infieles”, ¿qué loable fin cree el señor Annan que tiene en mente? ¿Será el bienestar y la paz par los musulmanes del mundo? ¿Será, más bien, el mantenimiento de todo un sistema teocrático, dictatorial y asesino que les permite a él y a los suyos conservar un poder absoluto y tiránico sobre millones de seres humanos? Cuando los terroristas de ETA reclaman hablar en nombre del pueblo vasco, ¿lo hacen en defensa de su libertad o de su futura posición como amos de sus destinos?
Los terroristas no derraman sangre inocente por la libertad de nadie, sus fines son tan injustificables y bárbaros como los medios que emplean porque nadie cuyo deseo más profundo sea la prosperidad futura y la libertad de su pueblo pone una bomba en un mercado o en un tren. Los fines de los asesinos tienen nombres claros y adecuados: poder, tiranía, dominación, exterminio. Y los medios que escogen para alcanzarlos son sólo un anuncio de lo que harán si les permitimos vencer. Mientras esta verdad básica no anide en las cabezas de gente como Annan o Zapatero, estaremos partiendo de los principios equivocados y únicamente el azar nos permitirá salir vivos de esta batalla.

Escrito por Feyn Dem en: 12 de Marzo 2005 a las 03:50 PM
Comentarios

Y las armas nucleares de Iran ¿se te han olvidado?
Igual las tiran en Tel-aviv o puede que decidan meterlas en un carguero y que detonen en Rotterdam.¿Como lo ves?

Posted by: HarySeldon en: 12 de Marzo 2005 a las 06:48 PM

Pues lo que no veo es mucha relación entre mi post y tu comentario, la verdad.

Posted by: feyn dem en: 13 de Marzo 2005 a las 10:06 AM