supportdenmark

28 de Marzo 2005

La degeneración del asunto del género

No por mucho insistir se nos va a entender mejor pero por intentarlo que no quede. Los que estamos, y asumo que hoy escribo en nombre de muchos conocidos míos que comparten mi opinión en este asunto, en contra de la Ley de Violencia de Género por considerar, simple y llanamente, que está mal hecha y que viola uno de los principios básicos de toda buena ley, ni somos mala gente ni tenemos nada en contra de las mujeres maltratadas. Digo esto porque hoy he vuelto a leer en el diario El Mundo un artículo que nos acusa, por la vía del ataque al PP, único partido que parece ponerle pegas al texto, prácticamente de “reforzar la conducta violenta” con nuestras críticas a la ley. El periodista, y obvio aspirante a columnista, Pedro Simón, presenta unos datos (“671 mujeres fueron condenadas en 2004 por pegar a su pareja”) y unos argumentos muy válidos (el año pasado fallecieron 74 mujeres a manos de sus parejas, buena parte de las mujeres agresoras lo son en respuesta a una agresión previa) pero se pierde en un lenguaje agresivo, nada propio de un artículo informativo (“la pregunta de marras del PP [...] le huele a cuerno quemado a la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas”, “dirán lo que quieran las cifras de condenadas, pero cantan los datos del Instituto de la Mujer”), y en comparaciones ridículas y, en algunos casos, muy equivocadas.
Mi argumento contra la famosa ley se basa en el principio que señala que no se debe legislar para grupos o individuos y en la lógica que me indica que las leyes están para hacer justicia, no pedagogía, como muchos pretenden en este caso. Como ya dije en otra ocasión, nada se pierde protegiendo por igual al maltratado, sea hombre o mujer. Si lo que se busca es hacer justicia y proteger a la víctima, la ley será aún mejor si no hace distingos entre sexos. Ahora bien, si lo que se busca es propaganda y una mal entendida enseñanza desde los juzgados, es decir, demagogia, entonces está muy claro el objetivo de los defensores de esta ley en su actual forma.
Al contrario de lo que parece pensar el periodista de El Mundo, las mujeres maltratadoras no son un fenómeno tan extraño, por imposible, como “ver la lluvia cayendo hacia arriba o a las ballenas lanzando iracundamente un arpón”. El maltrato se origina siempre en el más fuerte, en el que tiene los medios para dominar al otro, sea físicamente o a través de la dependencia económica o psicológica, y aunque en la inmensa mayoría de los casos la fuerza física mayor está en el lado masculino y la inercia social aún nos haga tener muy presentes los casos de mujeres dependientes para su subsistencia de sus maridos, no siempre es así. Y vendría bien que reflexionara el señor Pedro Simón sobre ello cuando afirma, por ejemplo, que igual que la violencia se ejerce exclusivamente del hombre a la mujer, “el racismo es de los blancos hacia los negros”. El racismo, otra forma de violencia y maltrato, se ejerce desde las mayorías, sobre todo si ostentan además el poder político y económico, hacia las minorías. Minorías, quizás, como la de ese pequeño mundo de hombres maltratados que ven como se les vuelve a maltratar no defendiéndoles igual que a las mujeres que se encuentran en su misma situación.

Escrito por Feyn Dem en: 28 de Marzo 2005 a las 07:18 PM
Comentarios

Pedro Simón ya es conocido por hacer pésimo periodismo.

http://personales.ya.com/josumezo/2005/01/un-asunto-personal.html

Posted by: Daniel Rodríguez en: 28 de Marzo 2005 a las 08:07 PM

Ha leído el artículo: dónde hay que apuntarse para ser columnista de El Mundo? Lo digo porque en RedLiberal leo todos los días cosas infinitamente mejores... es que no paga la pena ni comparar. De dónde sale esta gente?

Posted by: Astur-Leones en: 28 de Marzo 2005 a las 08:14 PM

Recuerdo esa noticia, Daniel, aunque no sabía que el culpable era el mismo. Le uniré a mi lista de amiguitos de El Mundo junto a Pablo Pardo y Gustavo Catalán Deus. No conviene perderles la pista a estos perioditas/opinadores. Y ni idea de donde salén, pero si me entero procuraré avisar para que nadie que merezca la pena caiga en esa singularidad mística del periodismo panfletario.

Posted by: feyn dem en: 29 de Marzo 2005 a las 08:31 AM