supportdenmark

6 de Mayo 2005

El sindicato del c[r]in[m]e[n]

El mundo de los sindicatos del cine en los Estados Unidos me resulta bastante desconocido, por las escasas referencias sacadas de entrevistas leídas a algunos de mis directores/actores predilectos puedo deducir que se trata de otro caso palmario de supuestos defensores de los trabajadores que se convierten en defensores de sus propios privilegios gremiales, en otra mafia de tres al cuarto empeñada en tocar las narices y restringir la libertad. Ayer leí una entrevista a Robert Rodríguez, un director sobre el que tengo opiniones encontradas según el día y la hora, en El Cultural de El Mundo y quisiera entresacar algunas frases del director americano:
“He tenido problemas con ellos [los sindicatos] desde el principio. Cuando rodé sus técnicas de chantaje en el plató de El Mariachi me declararon la guerra aunque no pudieron tocarme. [...] Abandoné el Sindicato de Directores por Four Rooms y Pulp Fiction, por el delito de dirigir a Tarantino en su propia película. [...] Luego, Quentin tuvo problemas por contratarme como compositor por la segunda Kill Bill y ahora no quieren reconocer que un dibujante pueda dirigir su propia adaptación [en referencia a Frank Miller, autor del comic Sin City en el que se inspira la película homónima de la que es codirector junto a Robert Rodríguez]... su falta de imaginación no tiene límites. Es su problema. [...] Quentin dirigió sus propias escenas. Eso no se puede hacer dentro del sindicato, pero prefiero saber que no tengo seguros médicos o que no puedo optar al Oscar antes de dejar que otro decida lo que yo quiero hacer. La libertad es lo primero.”
Aaaaaaaaamen.

Escrito por Feyn Dem en: 6 de Mayo 2005 a las 07:23 PM
Comentarios

amen tambien.

Posted by: tbone en: 8 de Mayo 2005 a las 12:03 PM