supportdenmark

16 de Mayo 2005

Servil

Los límites de una guerra los marcan quienes son capaces de exprimir sus medios hasta el límite de lo posible. Ayer ETA subió el listón, colocó cuatro bombas días antes de que el PSOE plantee ante el Congreso una negociación abierta con los terroristas y apenas a unas horas de un discurso de Zapatero en Galicia. Lo hizo y se sentó a esperar. Y Zapatero saltó limpiamente la altura marcada; y Rubalcaba esta mañana gritó, ¿cuánto más alto?
He de decir que yo esperaba algún tipo de reacción, por timorata y elusiva que fuera, y que el silencio de ayer y el “aquí no ha pasado nada” de hoy me han hecho sentir vergüenza y desprecio por mi Gobierno, sentimientos que con las horas se han ido convirtiendo en un profundo enfado. Hemos sido abofeteados, el matón del patio nos ha mostrado exactamente dónde está nuestro lugar y ahora tendremos que asumir que vivimos en un país cobarde, lo empezamos a ver en las elecciones de Marzo de 2004 y ayer quedó confirmado. Zapatero ha preferido la humillación de no atreverse a abrir la boca después de sufrir cuatro atentados terroristas, la cobardía de agarrarse a que ETA no ha matado en dos años para continuar con su rendición pase lo que pase. ¿Y cuánto tardará ETA en matar de nuevo? ¿Será cuando el Gobierno se muestre dubitativo a la hora de concederles algo en su negociación?
Estos dos años sin muertos, pero con el chantaje y la amenaza bien presentes, no han sido obra de una ETA repentinamente magnánima, han sido la consecuencia de una actitud de firmeza ante los terroristas, de una coherencia política, que han conducido a una ETA débil e ineficaz. Y eso ya lo hemos perdido. No se trata ya de ver si el Gobierno cede cuando se encuentre con los etarras en la mesa de negociación, ya sabemos que ha cedido, la pregunta es cuál es el precio que nos va a tocar pagar. Mientras tanto, el asesino sostiene la zanahoria de la paz y nos golpea con el palo de sus bombas y sus pistolas, y ese perro lastimoso que compramos hace poco más de un año le lame, miserable y servicial, la sangre de las botas.

Escrito por Feyn Dem en: 16 de Mayo 2005 a las 07:39 PM
Comentarios

El triste problema es que Zp tiene suficiente inteligencia para darse cuenta de su mediocridad pero no la suficiente para contrastar su megalomanía enfermiza.
Traicionará a los asesinados, nos arriesgará a todos, pondrá en solfa a España, para lo que considera una lejanísima oportunidad de no quedarse arrinconado en la historia como un presidente mediocre y accidental.

Posted by: yeda en: 16 de Mayo 2005 a las 10:24 PM

Hasta en el PRISOE comienza a haber personas que se dan cuenta del peligroso camino, cuesta abajo, que ha elegido Zapatero I El inútil.

--copy&paste (LD)--

Varios socialistas vascos –militantes y simpatizantes– dicen sentir "vergüenza ajena" por cómo recibió Patxi López a María San Gil: con "desprecio". Se trata de la viuda de Joseba Pagaza, Estibaliz Garmendia; su hermana y edil socialista, Maite Pagaza; el concejal socialista Nicolás Gutiérrez; la eurodiputada del PSOE, Rosa Díez; el filósofo Fernando Savater y el profesor Mikel Iriondo. "¿Qué te ha hecho María San Gil –lamentan–, para merecer menos cortesía, en el fondo y en la forma, que la que le brindaste a esas tres mujeres de EHAK?"

(Europa Press) En una carta abierta remitida a los medios de comunicación, los seis firmantes del escrito dijeron sentir un "punto de desasosiego", tras el encuentro así como "un leve acceso de vergüenza ajena que se transformó en perplejidad al saber que el objeto de la reunión era decirle expresamente que no querías sus votos".

Tras preguntar a López sobre la razón por la que citó a la entrevista a la dirigente popular, dijeron que "lo menos que se merecía era respeto y consideración" y no que "le hicieras perder el tiempo y no la humillaras vanamente".

Los términos de la carta son duros: "¿Qué te ha hecho María San Gil, qué nos han hecho a los socialistas los votantes vascos del PP para que su representante política merezca menos cortesía, en el fondo y en la forma, que la que le brindaste a esas tres mujeres de EHAK, que, según confesión propia serán la voz de los cómplices de ETA en el Parlamento Vasco?", se preguntaron.

Asimismo, dijeron que no se puede "reprochar nada" ni a la presidenta de los populares ni a los votantes de esta formación y agregaron que López no dijo que "iba a preferir la complicidad de los correligionarios de Otegi al apoyo que te ofreció María San Gil". "Tampoco –añaden– dijiste que ibas a olvidar de un plumazo de donde vienen y quiénes son esa tres mujeres que entraron en la sede de los socialistas vascos pasando bajo el arco detector de metales y dejando atrás puertas blindadas que siguen instaladas aún hoy para protegemos de los ataques de la organización terrorista a la que ellas dicen comprender y/o apoyar".

En el escrito, sus firmantes también señalaron que la reunión con las representantes de EHAK era un "buen momento" para haberles mostrado las fotos de las víctimas de PSE-EE y para haberles exigido una "condena incondicional de los asesinatos, antes de fotografiarte sonriente junto a ellas". Además, destacan que con María San Gil "no hubo sonrisas ni gestos de complicidad y señala que quedan "lejos los tiempos" en los que dirigentes socialistas decían que a populares y socialistas "nos unen muchas más cosas que las que nos separan".

En este sentido, indican que "en los campos de exterminio nazis a ningún judío le preguntaban si era de izquierdas o de derechas, pero parece que ya no queremos ver esa realidad, que pretendemos olvidarla" y agregan los firmantes que ellos no se olvidan de que el PP "ha sido (un partido) golpeado por los terroristas tan ferozmente como el nuestro" ni tampoco "a quienes han sido siempre los primeros en venir a compartir nuestro dolor y brindarnos su solidaridad cuando los asesinados por ETA eran nuestros compañeros".

"No nos olvidamos que en el País Vasco, los votantes del PSE y los del PP tienen tantas cosas en común que en elecciones autonómicas se producen trasvases automáticos de votos entre ambas opciones, concentrándose en aquella que coyunturalmente consideran más útil para derrotar al nacionalismo obligatorio", añaden.

Por todo ello, reprochan al líder de los socialistas vascos que haya "infligido a María San Gil y por extensión a todos sus votantes, ese desprecio" y dicen no sentirse "bien representados, ni en el fondo ni en la forma" porque "tu actitud nos ha ofendido como demócratas y como militantes y votantes socialistas".

Posted by: When en: 16 de Mayo 2005 a las 10:31 PM