supportdenmark

22 de Junio 2005

Preguntas tontas, respuestas incómodas

El tipo de actitud que se muestra ante un delincuente que te perdona la vida o la cartera para seguir amenazando a tus vecinos dependerá del aprecio o el respeto que sientas por esos vecinos. Cuando ETA decidió declarar una tregua sólo para Cataluña negociada por el señor Carod Rovira a pocos nos sorprendió, es notorio el desprecio por todo el que no sea catalán que siente la gente de ERC. Estos días los asesinos han decidido hacer público que levantan la amenaza sobre los cargos políticos electos en España y no han faltado los que, con dignidad, y demostrando el respeto debido a todos los ciudadanos españoles, han rechazado esa tregua miserable y tramposa. Si el Estado, sus instituciones y sus representantes están para defender la vida, la libertad y la propiedad de los ciudadanos, ¿qué podríamos pensar de un político que vende a sus representados por un salvavidas frente al nacionalismo sanguinario?
Cuando los terroristas te perdonan la vida por ser quien eres y hacer lo que haces, lo lógico y lo respetable es ponerse de pie en ese mismo sitio que han usado como excusa para indultarte y afirmar con rotundidad que ellos no son quienes para imponer condenas o levantarlas, que si defender tus principios en libertad implica tener que soportar la sombra etarra eso sólo hará más digna y elevada tu lucha frente a la barbarie. Sabemos que hay en el Congreso de los Diputados gente que no piensa así, que ya habían sido perdonados por ETA después de haberse arrastrado a su puerta y haber llorado su perdón. Lo que yo no esperaba, aunque no me sorprenda, es que el PSOE se incluya en el grupo de los cobardes. Y no lo esperaba porque hay en ese partido muchos valientes que han defendido a capa y espada los mismos principios que hacían imprescindible que el Parlamento se pronunciara rechazando esa tregua. Quizás algún grupo se hubiera retratado votando en contra de tal declaración, y me gustaría pensar que el rechazo del PSOE nace del miedo a ver a sus socios expuestos ante el público en toda su miseria. Sería rastrero, terrorífico, pero sería mejor que pensar que el partido del Gobierno ya ha decidido rendirse ante ETA pase lo que pase.
La excusa esgrimida por Rubalcaba y otros portavoces del resto de grupos, que esperaron a recibir la señal convenida por el Gobierno para empezar a hablar, es que no se debe responder desde el Parlamento a los comunicados de ETA. Estaría de acuerdo en muchos casos pero no en este por dos razones. Primero porque la artimaña terrorista está dirigida directamente contra el Parlamento y eso ya hace justificable responder desde allí, se ha pretendido insultar y deshonrar al Congreso y es desde allí desde donde la bofetada debe ser devuelta. En según lugar, el propio comunicado etarra afirma que el origen de la tregua está en los cambios escenificados en el Parlamento en fechas recientes con respecto al Pacto Antiterrorista y al famoso permiso para negociar votado tras el debate sobre el estado de la nación. ETA dice que su “tregua para políticos” es producto de una serie de mensajes emitidos desde el Parlamento y por los diputados lo que hace inexcusable que se responda desde el mismo sitio para negarlo.
Dice Rubalcaba que ya le gustaría “a ETA que el Parlamento se pusiera a hacer declaraciones sobre sus comunicados”. Ya nos gustaría a algunos, señor Rubalcaba, que el Parlamente no se dedicara, a través de su grupo y el Gobierno al que apoya, a mandar mensajes a ETA cuyas respuestas les dejan tan en evidencia a ustedes.

Escrito por Feyn Dem en: 22 de Junio 2005 a las 06:37 PM