supportdenmark

23 de Junio 2005

El chivato era el culpable

Por suerte o por desgracia, y empiezo a pensar que más bien por suerte, la crisis de la UE no es cosa de un día ni en sus consecuencias ni en su origen. Como si estuviéramos en un patio de colegio, los principales responsables de la penosa situación actual pretenden, reduciéndolo todo a una cuestión presupuestaria, acusar al más callado y serio de la clase de sus propias culpas pero, echando un vistazo rápido a los últimos años de la Unión, no puede quedar más claro que el que levanta el dedo acusador es el verdadero asesino de esta novela negra. Los sucesivos gobiernos de Francia y Alemania han pretendido construir una UE a su medida y con todos sus defectos: una burocracia de proporciones gigantescas y tendencia al encallamiento, unas reglamentaciones tan complejas como inútiles que paralizan la economía y hacen extraordinariamente opaco el funcionamiento de las instituciones, una invasión permanente del “estado europeo” de la vida civil de los países miembros, unas subvenciones millonarias para sostener a la acomodada población de ciertos países. Oscurantismo e intervención estatal constante, esos ingredientes han hecho de la UE un triste espectáculo que nadie entiende. Y tendrán que dar gracias los políticos porque, si los europeos entendieran el mejunje repugnante que han construido a su costa, probablemente haría mucho que esta crisis se hubiera producido.
Dicen ahora los representantes de Francia y Alemania, con la inestimable ayuda del presidente de turno de la UE, que la culpa de todo la tiene Gran Bretaña. Esta crisis, que no olvidemos que no es únicamente una cuestión presupuestaria, comenzó a desatarse a raíz de sendos noes en los referendos para ratificar la “constitución” europea en Francia y Holanda. De ese resultado, que nace del enorme abismo que separa a la Unión Europea de los europeos que le deberían dar sentido, tienen la responsabilidad quienes más empujaron en esa dirección, precisamente franceses y alemanes. De todos es sabido que los británicos, estando dentro de la Unión, han preferido mantenerse en una situación marginal, fuera del euro, apartados en buena medida de las políticas de subvenciones (sobre todo agrícolas) y siempre con un pie fuera del continente y mirando de reojo al otro lado del Atlántico. Poca responsabilidad se les podrá achacar en la crisis institucional.
Con respecto a la crisis presupuestaria los británicos han expresado con claridad el absurdo que supone de la PAC, un gasto multimillonario para mantener una estructura productiva obsoleta, nada rentable y que contribuye a condenar a la pobreza a millones de personas en los países más pobres gracias a que los europeos pagamos nuestros alimentos a precio de oro vía impuestos. La exigencia británica de una política económica más modesta y más clara no es más que la lógica reacción a años de dispendio injustificable. Lo realmente extraño de esta historia es que franceses y alemanes, aquellos que pagan impuestos, no hayan puesto ya el grito en el cielo por estar soltando dinero sin que nadie les explique para qué, probablemente por miedo a que en ese preciso momento los votantes decidan cerrar el grifo. Franceses y alemanes han querido retratarse como donantes generosos, encantados de regalar el dinero de sus contribuyentes para ayudar a progresar a los nuevos países que han sido admitidos en la UE. Como no podía ser de otra forma, ambos países, y especialmente Alemania, esperan recuperar todo el dinero que suelten y parte de lo que se quite a los demás a través del comercio con esos países. Ya sucedió eso con España, que ha visto su volumen de importaciones desde el resto de países de la UE crecer muy por encima del flujo de ayudas recibidas. Y es perfectamente lógico, nosotros somos más ricos y ellos también, cosas del comercio en un sistema capitalista. El expediente es el mismo para los nuevos países de la UE, pero vestirlo de falsa generosidad para poder atacar a quienes exigen claridad en las cuentas me hace preguntarme cuántos chanchullos no se moverán en Bruselas, cuanta gente vería peligrar su fuente de ingresos si la burocracia europea se viese obligada a funcionar racionalmente, a invertir y no a regalar, a exigir cuentas y no excusas.
A día de hoy nos encontramos antes dos europas, no dos velocidades, ni una Europa vieja y otra nueva, sino dos concepciones de Europa bien diferentes. Por un lado la ya conocida por todos y que se basa en el estatalismo, el “motor” franco-alemán y la ausencia de todo control ciudadano sobre las instituciones. El otro modelo quizás sea más modesto, menos ambicioso en sus pretensiones (precisamente porque no busca desesperadamente enfrentarse con EEUU), pero quizás resulte más cercano a los ciudadanos, más democrático, más responsable y más racional frente a la emocionalidad boba fomentada desde la Europa continental y jaleada por nuestro presidente. Sin duda, repasando la historia europea de los últimos siglos y la permanente lucha de franceses y alemanes por el control del continente, entonces de aquella manera y hoy de esta, es posible que asistamos a una nueva operación de rescate desde las islas para salvar lo que queda de espíritu democrático en Europa. Confiemos en el espíritu luchador de nuestros vecinos británicos y sus aliados.

Escrito por Feyn Dem en: 23 de Junio 2005 a las 07:01 PM
Comentarios


Mi nombre es Harry Moroz y trabajo para el Hispanic American Center for Economic Research (HACER) asociado con Atlas Economic Research Foundation, en Washington D.C. La meta de HACER es la promoción del estudio de asuntos relacionados tanto con los hispanos que viven en Estados Unidos como la problemática política y económica en sus países de origen, con una perspectiva que remarca la importancia del respeto de la libertad personal y económica, la responsabilidad individual y un gobierno limitado.

Puesto que nuestras organizaciones comparten valores y entienden la importancia de la libertad, hemos agregado un link en nuestra página Web (http://www.hacer.org) a la de Feyndem. Nos interesa ahora que agregue un link a nuestra página en la suya. Por favor, contácteme si tuviese alguna pregunta.

Harry Moroz

Posted by: Harry Moroz en: 27 de Junio 2005 a las 07:12 PM