supportdenmark

1 de Noviembre 2005

TABOR

El Estado, por definición, trata siempre de aumentar el porcentaje del beneficio creado por los ciudadanos del que se apropia para poder así gastar ese dinero en aumentar su influencia global sobre la sociedad. El hambre fiscal del Estado no tiene un límite preciso, puede incluso llegar a arruinar a sus ciudadanos con la excusa de darles más y mejores servicios. No son pocas las iniciativas que se han tomado para limitar de alguna forma el gasto público, en buena medida porque una sociedad en crisis gracias a los altos impuestos produce un menor beneficio fiscal; es la vieja historia de que no hay que matar a la gallina de los huevos de oro.
Una de las leyes más restrictivas que conozco en este sentido es la que se instituyo en Colorado en 1992, la Taxpayer Bill of Rights (TABOR), que limita el aumento anual del beneficio fiscal a un porcentaje definido por la inflación más el aumento de la población. Todo beneficio por encima de ese límite ha de ser devuelto a los contribuyentes en el siguiente año salvo que apruebe en votación un aumento del gasto. La ley ya ha sufrido varias modificaciones, la más seria a manos del lobby educativo que ha conseguido sacar parte de su gasto del límite marcado por la TABOR. Hoy se votan en Colorado dos nuevas modificaciones de la ley que permitirán, en caso de ser aprobadas, un aumento sustancial del gasto público. La excusa es que la prestación de servicios se está viendo afectada por el límite del beneficio fiscal debido a que la crisis por la que atravesó Colorado en años anteriores ha reducido el límite de beneficio considerablemente. La razón es que el límite se calcula a partir de la menor de dos cifras del año anterior, el límite impuesto por la TABOR o el beneficio fiscal. Cuando en épocas de crisis el beneficio se ve reducido eso supone un recorte en el límite de beneficio que no se recupera en años posteriores.
El razonamiento de quienes desean reformar la TABOR hasta convertirla en prácticamente inefectiva como limitadora de la voracidad recaudatoria del Estado, radica en que cada vez es necesario más dinero para pagar los servicios que se prestan a los ciudadanos. El problema de este razonamiento es que no tiene un tope, es decir, esa necesidad de dinero nunca dejará de aumentar si no se le pone un límite, en parte porque dar servicios innecesarios y regalar subvenciones es la mejor forma de ganar votos en cualquier democracia. En el caso de los servicios públicos, el ciudadano no tiene la opción de no comprar, los paga igualmente los use o no, así que los servidores públicos nunca se ven sometidos a la presión de tener que dar un servicio a un coste adecuado porque no sufren competencia. La única forma de transferirles esa presión es limitar por ley la cantidad de dinero total que pueden gastar. Cuando los contrarios a esta medida argumentan sobre lo necesario que resulta ese dinero para el Estado, no estaría de más preguntarse cómo de necesario resultará para las familias que pagan impuestos en Colorado, cuántos trabajos se crearán gracias a ese dinero que no gastará el estado, cuantos servicios se prestarán, cuánto aumentará el ahorro y la inversión.
Como toda ley compleja, la TABOR requerirá en el futuro modificaciones que permitan al Estado adaptar su gasto a nuevas circunstancias. Algunos de los problemas más obvios son el aumento del número de jubilados que acceden a los beneficios médicos y que van a aumentar mucho en porcentaje en los próximos años; también tendría que tener en cuenta cualquier trasferencia de responsabilidades desde el Estado federal al local y viceversa.
En los siguientes enlaces encontrareis mucha información, a favor y en contra, de la TABOR y sus modificaciones.

Tap the Power: colección de enlaces sobre la TABOR. Para todos los gustos. Incluye algunos de los artículos que ahora destaco.
Heritage Foundation: Restrain Runaway Spending with a Federal Taxpayers' Bill of Rights
Pennsylvania Budget and Policy Center. Un estudio sobre los problemas derivados de la aplicación de la TABOR.
Cato Institute: Reforming TABOR in Colorado
Cato Institute: TABOR Time
Colorado Office of State Planning and Budgeting, Septiembre 2004. Un estudio sobre el efecto de la TABOR en el beneficio fiscal de Colorado.
Thedenverchannel.com: Un artículo sobre la votación de hoy.

Actualizado (2/11): Los votantes de Colorado han empezado a cavar la tumba de la TABOR.

Escrito por Feyn Dem en: 1 de Noviembre 2005 a las 08:15 PM