supportdenmark

13 de Marzo 2006

Al borde del infarto

No, no es un post sobre Milosevic, uno de esos hombres que, justicia poética, muere traicionado por aquella víscera de la que todos pensábamos que carecía. El infarto casi me lo gano yo y ha sido gracias a un titular que he leído en Periodistadigital:
“Los funcionarios poco eficaces perderán el puesto de trabajo”
Ya se pueden imaginar: taquicardias, sudores fríos, los fundamentos de la sociedad tambaleándose ante mis ojos... Pues no, lo peor que podrán esperar los funcionarios es que su incompetencia "frenará su carrera en la Administración y podría (hacerles) perder su puesto --no su plaza, que la tiene por oposición-- siendo trasladados (incluso a otra localidad)". Temblando deben estar todos. Anda que...

Escrito por Feyn Dem en: 13 de Marzo 2006 a las 08:47 PM