supportdenmark

17 de Abril 2006

Mamá, quiero ser nación(alista)

O algo así parece que cantan ciertos políticos andaluces, transformados repentinamente en una especie de Concha Velasco de la verdad histórica (con la misma seriedad y trascendencia), cuando afirman que Andalucía - ¿lo dudaban? – también es una nación.
No me parece mal, ya ha quedado claro que el concepto de nacionalidad histórica está mucho menos relacionado con lo que pasó que con lo que algunos pretenden que pase. Yo les propongo un juego, una pequeña reducción al absurdo para que no pierdan la esperanza. Conocidos los criterios necesarios para declararse nación (básicamente, que la zona que te interesa aparezca en algún mapa en un color ligeramente distinto al de las que tiene al lado), parece bastante obvio que Toledo, por ejemplo, es una nación con amplia raigambre histórica, tradición cultural propia, etc, etc. Y seguimos, ¿no será nación, pues, Carabanchel? Cualquier madrileño sabe de las peculiaridades, de los múltiples hechos diferenciales - no todos agradables pero todos ellos muestra de una fuerte pulsión identitaria - que adornan al territorio de Carabanchel y a sus habitantes. Ahora bien, ¿no adornan al edificio en el que vivo rasgos diferenciales y diferenciadores que lo separan de los que le rodean? ¿No somos los vecinos que aquí habitamos una comunidad con tradiciones propias ya que sacamos la basura a ciertas horas según nos fue inculcado en tiempos remotos (unos dos meses)? ¿Qué decir de las fiestas que adornan nuestro calendario (sábado sí, sábado no para los del tercero), llenas de rituales ancestrales y en las que nos expresamos en lenguas casi olvidadas (e incomprensibles a partir de la quinta copa)?
Es más, ¿en qué otro sitio puedo encontrar mayores diferencias que entre mis vecinos y yo? ¡Si la mayoría ni siquiera nacieron en el mismo continente que yo! Y ni que decir tiene que nuestra identidad cultural es muy diferente. Yo prefiero el pop-rock anglosajón, ellos la salsa; ellos prefieren la playa, yo la montaña. En fin, no puedo llegar a otra conclusión: Yo soy nación. Es más, incluso integro en mi mismo movimientos independentistas a los que trato con el más absoluto respeto. Permitan que vaya a cortarme las uñas.

Escrito por Feyn Dem en: 17 de Abril 2006 a las 08:05 PM
Comentarios

No se si son nacionalistas pero esto se esta convirtiendo en un buen chollo!!!

Posted by: Altocomisionado en: 17 de Abril 2006 a las 08:34 PM

Sobre esto ya se ha aprovechado un anuncio de TV de una cadena de grandes superficies de muebles. "BIENVENIDO A LA REPUBLICA INDEPENDIENTE DE TU CASA". Nunca mejor dicho!

Posted by: floppy disk en: 17 de Abril 2006 a las 09:48 PM

¡Cierto! Aunque yo lo llevaré más lejos y declararé independiente mi propia persona. Lo que aún no tengo claro es si a ese nivel tiene sentido declararse monarquía o república, supongo que depende del cariño que se tenga cada uno.

Posted by: feyn dem en: 17 de Abril 2006 a las 09:53 PM

Yo vivo en Carabanchel y me siento muy nacionalista de mi barrio, que para mí es nación. Pero no solo el distrito de Carabanchel, sino que Latina, Usera y Villaverde forman parte de ese país diferenciado del resto de España.

Viva la RIC!!!
(República Independiente de Carabanchel)

Posted by: Vicroba en: 16 de Agosto 2007 a las 06:15 PM