Noviembre 30, 2004

Diplomacia rusa, ¿a la soviética?

Empiezan a salir a la luz más datos de los movimientos de la "diplomacia" rusa en Ucrania. Esperemos que todo se solucione con una nueva convocatoria electoral que salga mejor que la última pero, si surgen movimientos sospechosos, quizás esta sea la dirección hacia la que debamos mirar.

Escrito por Feyn Dem en: 11:15 AM

Noviembre 26, 2004

Rovira, vente pa’ Madrid

Al señor Rovira le ha sentado especialmente mal ver como fracasaba su empeño infantil por ver al menos una vez a la parte por encima del todo. Su sueño sobre patines no se hará realidad por el momento ya que, según él, ciertos elementos del “estado español” han ejercido una presión política para evitarlo. Supongo que se lo habrán soplado los consejeros y correligionarios que van de un lado para otro, siempre a costa del contribuyente, con sus banderitas independentistas al hombro para compensar no sé qué problema de identidad que sufren desde que descubrieron que no pueden dirigir con mano de hierro los destinos de todos los que hablan catalán (o valenciano) en este mundo. En fin, que el señor Rovira ha decidido que, a falta de república bananera que gobernar, se conformará con ser el guía privilegiado de todos los buenos catalanes marcándoles el camino a seguir para poder renovar su carné de catalanes de pro.
Primera medida: no apoyen ustedes la candidatura olímpica de Madrid. Peligro de excomunión.
Ya sabemos el efecto que puede causar la palabra Madrid sobre un buen nacionalista catalán, todas las frases que contienen alguna referencia a la ciudad de Oso y el Madroño provocan un irrefrenable deseo joder la marrana aunque sea a base de pataletas absurdas (los de Flex me perdonarán el préstamo). Reconozco que la famosa olimpiada de 2012 me provoca un entusiasmo equiparable al que siento ante una visita al dentista y que preferiría, no sólo que no nos concedieran tan dudoso honor, sino que nos vetaran para cualquier evento similar por los próximos cincuenta años. Calculo que después de eso estaré bajo tierra y, dado que no creo en la vida de ultratumba, ni siquiera podrán perturbarme post-mortem. Es más, animo a todos los nacionalistas de España a que imiten a esas adorables ovejas que se pasean por la ciudad una vez al año y vengan aquí a poner su granito de arena para que nunca seamos olímpicos. Eso sí, una vez en un año, ya tenemos a algunos de sus representantes en el parlamento constantemente y eso creo que es sacrificio suficiente por nuestra parte. En cualquier caso es obligado agradecer al señor Rovira, que sabe bien lo exigente que puede ser organizar un evento internacional aunque exista cierta diferencia entre juntar burócratas y deportistas en Madrid y reunir asesinos y demagogos en Perpiñán, que nos retire su apoyo y el de su gente. Desconocía que lo tuviéramos y, francamente, no sé si podría dormir conservándolo.

Escrito por Feyn Dem en: 8:19 PM | Comentarios (1)

Noviembre 25, 2004

La primera víctima, la historia

Las enfermedades graves no conocen fronteras.

Escrito por Feyn Dem en: 9:40 AM

Noviembre 24, 2004

Consumidor forzado, consumidor estafado

Nadie discute que cuando se adquiere algo, sean bienes o servicios, se han de saber ciertas cosas: a quien y bajo qué condiciones se compra, por cuanto y para qué se compra. Cuando la adquisición es, digámoslo así, directa, algunas de estas cuestiones son exigibles y el resto de puro sentido común. Resulta curioso observar cómo dejamos a un lado derechos y sensatez cuando son otros los que compran por nosotros por mucho que el dinero gastado siga siendo el nuestro. Estos días se discute el precio de cierto programa con nombre de fruto y presentadora de cuota política que se emite en la televisión pública. Con sospechosa presteza, la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, ha pedido a quienes han sacado a la luz pública la factura, "lealtad” hacia la empresa que les paga olvidando que esa empresa somos todos los españoles y que, por lealtad, sentido común y decencia, no debería ser la prensa el medio por el que nos enteráramos de estas cosas. No sé si el precio publicado es alto o bajo para un programa de televisión, lo que sé es que en ningún caso es admisible que se pretenda ocultar esa información a quien paga las facturas. No sólo deberíamos saber cuanto, deberíamos saber a quién, en qué condiciones y cuál es el objetivo que se persigue emitiendo el mencionado programa. Cualquier otra cosa es una estafa al consumidor que, por la gracia de la empresa pública, nos guste o no, lo queramos o no, somos todos.

Escrito por Feyn Dem en: 12:30 PM

Noviembre 19, 2004

Sopa de letras

Hoy descenderemos a una cuestión de detalle. Detalle nimio, dirán, insignificante incluso, pero que, en su contexto, delata una peligrosa tendencia. Decían algunos que la democracia podía permitir escoger entre los mejores a los representantes y gestores de los intereses de un país, otros se empeñaban en ver el lado negativo: el descenso hacia la mediocridad, la necesidad de ser como todos para conseguir ser elegido porque el que destaca provoca envidias, raramente admiración y nunca gana elecciones. Esta mediocridad puede ser fingida o real y aún encontramos algunos ejemplos de políticos que optan por dar la medida de su capacidad real en ocasiones especiales (normalmente cuando no se juegan el puesto en unas elecciones). Es mucho más fácil ser normalito que esforzarse en parecerlo así que la mayor parte de nuestros políticos son como cualquiera de nosotros, con la diferencia de que nosotros nos representamos a nosotros mismos y ellos pretenden representarnos a todos.
¿Y toda esta parrafada a qué narices viene? Pues a una frase de la señora ministra de Cultura que he leído esta mañana. Como viene entrecomillada doy por hecho que es literal y que salió tal cual de la boquita de Carmen Calvo durante un discurso en el III Congreso Internacional de la Lengua (supongo que española, no lo especifican en el periódico) que se celebra en Buenos Aires. Comentando la presencia del Rey (supongo que de todos los españoles) en el mencionado congreso, afirmaba la ministra que la máxima autoridad del Estado milimetra muy bien adonde va y adonde no va”.
¿Milimetra? Perdonen mi ignorancia pero, ¿ese verbo existe? Juro que en mi diccionario no aparece y es el de la Academia, el fetén, que me compré el caro, oigan.
Supongo que será mucho pedir que la ministra de Cultura utilice un español correcto en un discurso, que supongo llevaba escrito, durante un congreso que se dedica a cuidar de la lengua común de unos cuantos millones de personas. Desconozco si en algún lugar se utiliza tal palabro coloquialmente pero yo es la primera vez que lo veo escrito (aún no lo he oído, no me atrevo a decirlo en voz alta) y creo que la “portera” del centenario edificio de la cultura española debería evitar ciertas cosas. Vergüenza torera, lo llaman.
Creo que he adelgazado algo del susto así que me voy a acercar a la farmacia, a ver si son tan amables de kilogramearme en la báscula.

Escrito por Feyn Dem en: 6:35 PM | Comentarios (1)

Noviembre 18, 2004

La chequera

¿De forma que le prestó a este señor cierto dinero hace tiempo y ahora que ha muerto se pregunta dónde está? Bueno, señor, será fácil responderle. Algunos siempre supimos donde estaba pero se le veía a usted tan contento repartiendo ese dinero que parecía sobrarle... Ah, ¿el dinero no era suyo? Pues no sé que tal les sentará enterarse de esto a esos... ¿europeos, dice usted?... Tiene razón, seguramente ni se den cuenta. Esperamos su próximo cheque el martes, ya le diremos a nombre de quién debe firmarlo.

Escrito por Feyn Dem en: 4:14 PM

Noviembre 17, 2004

El desfile de los monstruos

Mientras bajaba caminando hacia mi trabajo esta mañana me he encontrado en los muros de los edificios espléndidos carteles anunciado, un año más, la celebración de nuestro añorado desfile de los monstruos. Sí, señoras y señores, como cada año desde hace unos cuantos, este sábado, 20 de Noviembre, podremos disfrutar de dos manifestaciones con lo mejor de cada casa: los orgullosos (a lo que se ve) herederos de las dos ideologías más sanguinarias, estatalistas, liberticidas y totalitarias de la historia humana, esas joyas que nos dejó el siglo veinte, fascistas y comunistas (o como quiera que se hagan llamar ahora), marcharán en procesión por algunas calles de Madrid. También como cada año habrá intentos de acercamiento entre ellos, palo en mano, que serán evitados por la policía que admitirá, como compensación, el destrozo de la propiedad de algún ciudadano anónimo al que no le quedará más remedio que resignarse a su suerte: es usted la víctima del activismo político de quienes no poseen neuronas activas.
Sin embargo, es dudoso que ambas tribus, con sus hechiceros y sus bailes místicos, tomen contacto. No vaya a ser que, mirándose con atención, se den cuenta de que son los mismos perros vistiendo casi idénticos collares.

Escrito por Feyn Dem en: 7:09 PM | Comentarios (2)

Noviembre 16, 2004

El gobierno reflexivo

El Mundo: De la Vega afirma que no hay una decisión tomada sobre la fiscalidad en los planes de pensiones: "LAS PALABRAS DE F. ORDÓÑEZ FUERON UNA REFLEXIÓN"
Perdí la cuenta de cuantas de estas hemos tenido ya. Otra de relexiones, por favor. Uno suponía que los Gobiernos estaban para tomar decisiones, no para reflexionar en voz alta sobre lo primero que se les pasa a sus miembros por la cabeza cuando se levantan por la mañana. Eso ya lo hago yo aquí y no me paga nadie.
En fin, será mejor tener cuidado, no vaya ser que en una de estas, de tanto reflexionar, se les ocurra hacer algo.

Escrito por Feyn Dem en: 4:45 PM | Comentarios (2)

Noviembre 9, 2004

El ciego voluntario

Los paralelismos entre el nazismo y el islamismo son muchos, sobresalientes e ilustrativos. Entre ellos destaca la ceguera voluntaria de las sociedades democráticas occidentales, su afán por encontrar justificación a cada monstruosidad y la ilusión absurda de poder apaciguar a la bestia con el pago de “rescates” cada vez mayores.
Durante años buena parte de la “intelectualidad” europea y americana han encontrado excusas para las masacres, la miseria y las tiranías en el mundo musulmán; la esquizofrenia ha llegado a un punto en el que cualquier cosa desgraciada que suceda es culpa de la sociedad occidental, de la misma cultura que es el único ejemplo vivo del respeto, la tolerancia y la libertad.
A finales de la década de los treinta del siglo pasado, contra toda la evidencia existente que demostraba la monstruosidad del régimen nazi, los gobiernos occidentales prefirieron ceder en cada desafío que Hitler decidió plantearles: el Ruhr, Danzig, los Sudetes, Austria... Los “padres” de nuestros intelectuales encontraron muchos argumentos para la cobardía: eran cesiones que se iban a hacer antes o después, era una situación injusta producto de una guerra que ya había terminado, el pueblo alemán reclamaba lo que le pertenecía en derecho. Era una forma miserable de retirarse del camino de una ideología bárbara y destructiva, contraria a todos los principios que aún defendían quienes valoraban su libertad en su justa medida, a los principios que aún defendemos algunos. Hoy encontramos argumentos similares en las portadas de los periódicos, en las columnas de opinión, en las noticias de la televisión. El complejo de culpa de Occidente por haber alcanzado la libertad y la riqueza no tiene límites y así algunos continúan abriendo la puerta a quienes tienen como objetivo hacernos esclavos de una idea fanática escrita con sangre inocente cada día.
Haces unos días fue asesinado el cineasta holandés Theo van Gogh. Asesinado brutalmente por expresar su opinión en libertad, por criticar el trato inadmisible de la mujer en el islam, por opinar que quienes no son capaces aceptar la libertad ajena no deberían ser bien recibidos en nuestra casa. Poco tardaron los medios de nuestro país en calificar a la víctima de radical y de sugerir su conexión con cierta derecha radical integrada por todo aquél que no inclina la cabeza frente a los nuevos verdugos que otros han escogido para que nos degüellen. Poco tiempo, pues, para convertir a la víctima en culpable y para encontrar justificación a lo injustificable.
Luego supimos que también amenazaban a una diputada holandesa por desear ser libre en un país libre en vez de esclava en la “civilización” con la que algunos quieren aliarnos. Ahora amenazan a todo el pueblo holandés con más sangre si no abandonan sus “represalias” contra la comunidad musulmana. Suspendan los programas que nos ofenden, dicen, dejen de presentarnos como terroristas o pagarán un alto precio.
Es la hora de identificar con claridad qué es eso que tanto les ofende en nosotros, qué estigma portamos que nos hace merecedores de su odio, qué nos hace merecedores de morir a sus manos y en nombre de su dios. Somos libres y prósperos en nuestra libertad, somos el ejemplo vivo que hace temblar los cimientos de su ideología totalitaria. Somos el espejo en el quizás algún día se miren sus pueblos para dar un paso adelante y liberarse de sus tiranos, para librarse de su miseria y su pobreza de una vez por todas. Incluso la Europa continental, cobarde y lastimosa, llegará en algún momento a darse cuenta de que es su propia existencia lo que está en juego, que es la esencia de nuestra libertad lo que está en la mesa y que ceder un centímetro en eso es cederlo todo. La pregunta es, ¿cuánto tardará el ciego voluntario en abrir los ojos?

Escrito por Feyn Dem en: 12:55 PM | Comentarios (4)

Noviembre 7, 2004

Un Zapatero en cada casa

Nuestro presidente es socialista. Lo digo porque en ocasiones, viéndole en la televisión o leyendo sus discursos, da la impresión de que aún le queda un trecho por recorrer para alcanzar ese estado de infantilismo intelectual que permite estar convencido de conocer la verdad absoluta y de tener el derecho a imponerla a los demás. En cualquier caso, sea él o quien le escribe los discursos el responsable de esta pequeña joya del intervencionismo que he leído esta mañana, es bueno saber de primera mano que el hermano socialista está aquí para guiar nuestros pasos:
“Nuestra política pretende una igualdad en el empleo, en las condiciones reales de trabajo, en el reparto igualitario de las cargas y obligaciones familiares, en la distribución de responsabilidades ejecutivas en las empresas, en el acceso a los mismos niveles directivos en la Administración, en la participación en la representación y poder político. En la desaparición de los estereotipos culturales que discriminan a la mujer, que han de empezar a ser combatidos con pedagogía, desde el mismo sistema educativo.”
En conclusión, no hay en la sociedad un solo rincón donde nuestro presidente no crea poder poner su mano salvadora. Espero con ansia la publicación del programa escolar del que saldrán las nuevas generaciones de españoles benéficos, esos que nos mirarán mal por no haber sabido compartir la visión de Papá ZP.

Escrito por Feyn Dem en: 4:20 PM | Comentarios (2)

Noviembre 4, 2004

La voz del sabio

El Mundo: Guerra presentó el 'Diccionario de terrorismo' de José María Benegas (Espasa). Durante el acto, Guerra atacó a aquellos gobiernos que, para encarar el terrorismo, no diseñan estrategias que poco a poco den fruto, sino que lo utilizan "como instrumento para lograr sus objetivos políticos, sus ansias de poder y sus beneficios políticos personales".
No sé si creerle, al fin y al cabo, algo habrá aprendido sobre el tema después del GAL, de ponerle un despacho a su hermano para cobrar comisiones y de haber ganado unas elecciones utilizando el terrorismo para manipular al electorado.

Escrito por Feyn Dem en: 7:22 PM | Comentarios (4)