Diciembre 12, 2005

El discurso que pudo ser

A la vista está que la mejor forma de conocer la verdadera cara de un político es tener el oído dispuesto cuando él cree no ser escuchado. Todos recordamos (y esperamos el próximo) los patinazos del presidente frente a micrófonos indiscretos. De los políticos españoles sólo podemos esperar que muestren a las claras su ignorancia cada vez que hablan sin un guión delante, de los políticos de otras latitudes obtenemos piezas más jugosas.
El embajador británico en Polonia, Charles Crawford, envió hace unos días un e-mail en el que, con mucho sentido del humor, proponía un discurso que acabaría rápidamente con los problemas para aprobar el presupuesto comunitario. Como todo aquello que se escribe en tono de broma pero con inteligencia, contenía más verdades por línea que cualquier discurso que vayamos a escuchar en la UE en este siglo. Pensaba resumirlo pero, después de leerlo, creo que es mucho mejor que lo disfruten completo aquí. Me limitare a destacar un párrafo, la guinda del pastel:
“Mon ami Jacques with the support of most of you is nagging me to give the EU more money while the refusing to surrender an inch or even a centimetre on the CAP - a programme which uses inefficient transfers of taxpayers money to bloat rich French landowners and so pump up food prices in Europe, thereby creating poverty in Africa, which we then fail to solve through inefficient but expensive aid programmes. The most stupid, immoral state-subsidised policy in human history, give or take Communism.”
Pues eso.

Escrito por Feyn Dem en: 8:34 PM | Comentarios (9)

Diciembre 9, 2005

Arquetipos

En ese festival de literatura fantástica en que se ha convertido la redacción de estatutos en España, hoy hemos tenido la oportunidad de disfrutar de algunas ocurrencias de los nacionalistas gallegos. Ni que decir tiene que, en el nuevo texto, Galicia es una nación. Es probable que el día de mañana incluso yo mismo quiera serlo. Algo debe tener la cosa cuando lo pide hasta el apuntador.
Parece que Galicia es una nación gracias a ciertos hechos singulares (tanto encontrar singularidades nos acabará haciendo plurales por narices) de amplia raigambre. Tan amplia es la raigambre que han decidido ampliar el tiesto y pretenden que los pueblos vecinos de Asturias o Castilla y León que tengan características "culturales, históricas, económicas y geográficas análogas" puedan pasarse a Galicia. Lo de las características culturales e históricas tiene un pase, aunque seguro que también las comparten con buena parte de los pueblos de Asturias y de Castilla y León, lo que quizás les llevaría a reconocer la identidad histórica de España (¡anatema!), pero lo de las características geográficas y económicas me resulta algo más confuso. ¿Si crían vacas son gallegos? ¿O el criterio se basa en los percebes? ¿El pueblo tiene que tener una cierta cantidad de arroyos y montes a su alrededor o dependerá del tono de verde que muestre el césped?
No sé, supongo que, poco después, esos mismos pueblos encontrarán que tienen características "culturales, históricas, económicas y geográficas análogas" a otros de Castilla y León o a Asturias y empezaremos a presenciar un frenético trasiego de pueblos de un lado para otro. Al menos los editores de guías de viaje harán negocio con tanto cambio de mapa, no descarten que todo el invento sea idea suya.
Por otro lado, dado que los nacionalistas gallegos han descubierto ese nuevo arquetipo platónico que es el “pueblo gallego” (con sus características culturales, históricas, económicas y geográficas incluidas), me pregunto porqué se limitan a tentar a los pueblos vecinos. Estoy casi seguro de que en Baviera hay más de un pueblo que se queda cerca del ideal gallego, no creo que sea tolerable esta discriminación para con los pueblos-arquetipo de fuera de la península.
Expandiendo un poco más esta nueva versión del “si es redonda es mía”, he pensado que, dado que el otro día se me estropeó el reproductor de MP3 que tenía, y teniendo en cuenta que hay otros muchos por ahí que parecen tener características históricas, económicas y físicas análogas (vamos, que son clavaditos) seguro que tengo el apoyo de todos los nacionalistas que en el mundo han sido para quedarme con el primero que vea. Lo mismo alguno de los amigos del BNG que han parido este proyecto de estatuto me puede mandar el suyo a casa. Quedo a la espera.

Escrito por Feyn Dem en: 8:04 PM | Comentarios (0)

Diciembre 8, 2005

Una de madrileños

Quizás lo primero sea disculparme por el ritmo (tenue, casi inapreciable) de actualización de esta bitácora en los últimos tiempos. Tengo dos buenas excusas. La primera es mi trabajo, que tiene periodos de este estilo en los que encender el ordenador en casa sería un acto insoportable de masoquismo. La segunda (y sin duda la mejor) es que hace poco más de una semana que soy tío de una preciosa, además de sanísima, niña a la que tengo que malcriar un poco, con el permiso de sus padres.
La niña, por cierto, es madrileña y quizás algún día vea celebrarse en su ciudad un evento como los Juegos Olímpicos. Ya dije en su momento que no sentía especial entusiasmo por el proyecto olímpico de Gallardón y no es que haya cambiado de parecer, ni siquiera cuando me he enterado de que los asesinos etarras se andan regodeando por ahí de haber colaborado a tumbar el proyecto con su bomba en La Peineta de este verano.
Es posible que esos animalillos reptantes y miserables pusieran su granito de arena para chafar el sueño de Gallardón, igual que el otro día provocaron los primeros atascos de este invierno que no podemos achacar a Don Alberto. Entiendo que se alegren de trastornar, aunque sea de esta forma leve y pasajera, la vida de los madrileños. Es mucho lo que, a lo largo de los años, hemos hecho los ciudadanos de Madrid (castellanos, catalanes, valencianos, vascos, andaluces y de tantos otros sitios) por amargar la vida y los proyectos de los cobardes de la capucha y sus amigos. Y más que haremos. Ellos sólo pueden molestarnos, incluso el peor de sus atentados no parará esta ciudad ni a los que en ella vivimos. Nosotros, en cambio, tenemos la capacidad y la voluntad de destruirlos, de enterrar sus sueños totalitarios. La diferencia entre ellos y nosotros es la que existe entre una ciudad habitada por hombres y mujeres libres frente a una tribu de esclavos fanáticos.

Escrito por Feyn Dem en: 4:23 PM | Comentarios (0)

La honestidad se agradece

Y en una entrevista a una radio catalana, Ricard Fornesa, presidente de la Caixa, es del todo sincero cuando habla de las condonaciones de créditos a partidos políticos. Podemos leerlo en la web de El País, donde Fornesa afirma que "cuando un partido moroso entra en el gobierno es el momento dulce de renegociar y establecer el sistema de pago". Podría haber continuado explicando la razón de tal aumento en el nivel de glucosa de un banquero cuando un nada despreciable moroso accede a los presupuestos públicos, a las adjudicaciones de obras y a los órganos de regulación de la economía regional o nacional. Se ve que no le hicieron la pregunta, o que la respuesta quedaba implícita en el primer comentario. En todo caso quiero dar las gracias al señor Fornesa por dejarnos tan claro a dónde va el dinero de nuestros impuestos, el que no podemos utilizar para saldar nuestras deudas con cajas como la suya porque lo utilizan partidos políticos como el PSC para aligerar la carga que les suponen las suyas.

Escrito por Feyn Dem en: 3:53 PM | Comentarios (3)

Diciembre 4, 2005

Elemental, querida Espinosa

Si hay alguien a quien no le haya afectado el aumento de los precios de la gasolina, que levante la mano. ¿Alguien? ¿Nadie? Bien. La mayor parte soportamos la subida, redistribuimos nuestros gastos y seguimos adelante. Otros (transportistas, pescadores, agricultores) bloquean las carreteras, cierran nuestras calles y así consiguen que el Gobierno les alivie la carga quitándonos el dinero a los demás.
Ayer era la propia ministra la que recalcaba que “los ciudadanos, con nuestros impuestos, ayudaremos al sector agrario” (1-2). Porque no nos van a dejar otra, diría yo. También decía Espinosa que “el esfuerzo del Gobierno es muy importante” cuando, en realidad, el esfuerzo lo hacemos los demás. Pagamos la PAC, pagamos las ayudas, las subvenciones y las consecuencias de las periódicas manifestaciones y protestas de ciertos sectores que la ministra calificaba ayer como “sectores productivos”. Es curioso que los “sectores productivos” de este país sean todos aquellos que no resultan rentables si no les entregamos vía impuestos buena parte de la riqueza que creamos los que trabajamos en otros sectores que, por lo visto, no deben ser “productivos” para la ministra Espinosa.
En conclusión, se llegará a un acuerdo, aflojaremos la pasta y así hasta la próxima “crisis” del sector agrario, pesquero, minero o lo que sea. Mientras, podremos seguir disfrutando del espectáculo de los campos españoles, donde los agricultores pasan más tiempo persiguiendo subvenciones que la mejora de la productividad de sus cultivos. Saben perfectamente que su futuro no depende de ello, sino de la voluntad de gente como Elena Espinosa y de la pasividad del resto de ciudadanos.

Escrito por Feyn Dem en: 10:39 AM | Comentarios (4)