17 de Abril 2006

Mamá, quiero ser nación(alista)

O algo así parece que cantan ciertos políticos andaluces, transformados repentinamente en una especie de Concha Velasco de la verdad histórica (con la misma seriedad y trascendencia), cuando afirman que Andalucía - ¿lo dudaban? – también es una nación.
No me parece mal, ya ha quedado claro que el concepto de nacionalidad histórica está mucho menos relacionado con lo que pasó que con lo que algunos pretenden que pase. Yo les propongo un juego, una pequeña reducción al absurdo para que no pierdan la esperanza. Conocidos los criterios necesarios para declararse nación (básicamente, que la zona que te interesa aparezca en algún mapa en un color ligeramente distinto al de las que tiene al lado), parece bastante obvio que Toledo, por ejemplo, es una nación con amplia raigambre histórica, tradición cultural propia, etc, etc. Y seguimos, ¿no será nación, pues, Carabanchel? Cualquier madrileño sabe de las peculiaridades, de los múltiples hechos diferenciales - no todos agradables pero todos ellos muestra de una fuerte pulsión identitaria - que adornan al territorio de Carabanchel y a sus habitantes. Ahora bien, ¿no adornan al edificio en el que vivo rasgos diferenciales y diferenciadores que lo separan de los que le rodean? ¿No somos los vecinos que aquí habitamos una comunidad con tradiciones propias ya que sacamos la basura a ciertas horas según nos fue inculcado en tiempos remotos (unos dos meses)? ¿Qué decir de las fiestas que adornan nuestro calendario (sábado sí, sábado no para los del tercero), llenas de rituales ancestrales y en las que nos expresamos en lenguas casi olvidadas (e incomprensibles a partir de la quinta copa)?
Es más, ¿en qué otro sitio puedo encontrar mayores diferencias que entre mis vecinos y yo? ¡Si la mayoría ni siquiera nacieron en el mismo continente que yo! Y ni que decir tiene que nuestra identidad cultural es muy diferente. Yo prefiero el pop-rock anglosajón, ellos la salsa; ellos prefieren la playa, yo la montaña. En fin, no puedo llegar a otra conclusión: Yo soy nación. Es más, incluso integro en mi mismo movimientos independentistas a los que trato con el más absoluto respeto. Permitan que vaya a cortarme las uñas.

Escrito por Feyn Dem en: 8:05 PM | Comentarios (4)

5 de Abril 2006

En los titulares, pero no en las noticias

elpaisenplanfalso.gifPor ejemplo, leo en la portada de la web de El País: “Interior informa a Zapatero de que ETA permanece inactiva tras el alto el fuego”. Intrigado (soy un tío curioso), pincho en la noticia y empieza a buscar referencia al tema en cuestión:
“Zapatero ya tiene en su poder un primer informe sobre la tregua de ETA. José Antonio Alonso, ministro del Interior, ha explicado que su departamento enviará documentos "reservados y periódicos" sobre "la labor de comprobación que tienen que hacer la Policía, la Guardia Civil y la Secretaría de Estado de Seguridad".” Nada, por aquí no es... “El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, ha confirmado que el informe es "amplio" y que sólo tiene acceso a él el jefe del Ejecutivo. De su contenido, "por un principio elemental de confidencialidad y prudencia" como ha argumentado Moraleda, no se conoce ningún detalle.” Pues aquí tampoco... “Los informes tendrán carácter quincenal. Cuando Zapatero reciba el próximo, si verifica la autenticidad del alto el fuego, será cuando se plantee el calendario de su comparecencia en el Congreso de los Diputados para pedir la autorización para iniciar el proceso de diálogo con ETA.” Pues no, resulta que en la noticia no dicen nada de que ETA permanezca inactiva. Y lo más curioso es que hoy mismo podemos leer esto y empezar a reflexionar sobre por qué El País publica titulares engañosos.
Claro, que no es el único. Leo hoy en Periodista Digital: "Dentro de 20 años no habrá `costa mediterránea´ en España". Y luego me encuentro con una noticia sobre la construcción en el litoral mediterráneo. Tengo que reconocer que lo primero que he pensado, antes de leer el artículo, es que un redactor ecologista nos iba a contar algo sobre la subida del nivel del mar, el cambio climático, etc, etc... y ya estaba yo dispuesto a soltar el chascarrillo de que poco importa que el Mediterráneo empiece unos kilómetros más cerca o más lejos de mi casa, siempre habrá costa mediterránea en España. El comentario sirve igual para el tema de la construcción, ya podrían urbanizar toda la costa que esta seguiría siéndolo (aparte de que no tendría mucho sentido urbanizar el 100% de un lugar al que la gente suele ir a disfrutar de la playa, vamos digo yo). El caso es que luego he empezado a pensar (también soy un tío lento, sobre todo a ciertas horas) y he llegado a la conclusión de que sí hay una forma de que dentro de 20 años no haya costa mediterránea española. ¿Adivinan cuál?

Escrito por Feyn Dem en: 8:03 PM | Comentarios (1)

4 de Abril 2006

Ya está, yo también puedo lloriquear

Porque la verdad es que puede llegar a ser bastante aburrido en este mundo ser un hombre blanco, de clase media (media-baja, al fin y a al cabo no me puedo comprar un piso), heterosexual, con estudios y de Madrid. No puede uno quejarse de nada ni remontándose al paleolítico. Vale, soy cojo, pero desde que apareció cierto médico en la televisión ya no tiene la misma gracia.
Así que cuando he leído un post sobre una encuesta (es en Estados Unidos pero si es necesario, emigro) que dice que no hay grupo por allí más despreciado que los ateos me he dicho, ya está, ya tengo mi propia cuota de sufrimiento social y desdicha secular. Ni islamofobia, ni homofobia, ni leches, lo que tengo que sufrir yo por ser ateo. ¿Qué? ¿Se me da bien lo del lloriqueo?

Atención: Este post ha de tomarse con humor. Absténganse los de la visión trágica de la vida que hoy tengo buena noche.

Escrito por Feyn Dem en: 9:45 PM | Comentarios (8)

Lo vuestro sí que es fuerte

¿Sabemos lo que cuesta una publicidad a toda página en un diario de tirada nacional como El Mundo? Bueno, podemos estar seguros de que son unos cuantos miles de euros. Esta mañana me he tomado un café que me ha costado algo más de un euro (una de esas cosas que te hace añorar la peseta); esta tarde he visto un anuncio que, dependiendo de cómo se sorteen nuestros impuestos en los distintos ministerios, puede ser que me haya costado más. Una página completa con un logotipo enorme de TVE y que decía: “Somos la cadena más fuerte”. Debe ser que no la han comparado con la que nos obliga a pagarles el sueldo y estos caprichos, esa sí que es fuerte y se llama amenaza de cárcel.
“La única que crece”, en audiencia, tres décimas en un mes, porque en el apartado de plantilla sobredimensionada e inútil creo que no pueden crecer más. Creo que la única verdad en todo el anuncio está la frase final, la que afirma que en TVE contamos todos, porque a la hora de soltar la pasta está claro que no nos libramos ni uno. Sólo espero que sea verdad eso que dice el PP de que este Gobierno está intentando hundir TVE. Si este tipo de cosas forman parte de la trama, de verdad que dejo de quejarme ya mismo.

Escrito por Feyn Dem en: 8:55 PM | Comentarios (7)

3 de Abril 2006

Marcas universales

¿Es usted cántabro y no le gusta el fútbol? ¿O quizás, por oscuras razones históricas, es usted de un equipo que no es el Racing de Santander? Le va a dar lo mismo, pagará igualmente de su bolsillo parte de los 17 millones de euros con los que la Coordinadora de Empresas Públicas va a comprar la marca, la cantera y los equipos inferiores a la Sociedad Racing Club.
En realidad, si leemos esta noticia (sí, acabo de enlazar al Marca) de hace unos días, los sufridos ciudadanos cántabros ya están bastante acostumbrados a poner de su bolsillo el dinero necesario para mantener en primera un club que es “una marca universal”. Se ve que el concepto de marca universal ha perdido bastante en los últimos tiempos, como debe haber perdido la propia Santander si su mayor potencial publicitario son once tíos vestidos de verde paseando sus desdichas por los campos de fútbol españoles.
No es que sea nada nuevo que empresarios privados, incapaces de sacar beneficios a un equipo del deporte que sea, se apoyan en el sentimentalismo de la población y el ansia de votos de los políticos para salvaguardar la salud de su bolsillo y hacer que los mismos ciudadanos que nunca pagarían una entrada para ver al equipo de su ciudad suelten pasta para que ese equipo no desaparezca o acabe en el lugar que le corresponde por dimensión y potencial. Por alguna razón exótica la mayaría de los políticos resultan ser empresarios deportivos frustrados. Me imagino al alcalde que, al recibir en el ayuntamiento algún trofeo de verano ganado en dura pugna al vecino de enfrente, cree su deber ayudar, con el dinero de los demás, a sacar al equipo local de su triste situación.
Y la excusa siempre es la misma, no veas lo útil que es lo del tener un equipo de fútbol para promocionar la ciudad por ahí. Nada, hombre, si estoy seguro de que el 90% de los visitantes de París van allí por el PSG. Y Praga, que también tenía un equipo que no recuerdo como leches se llama, pero seguro que todos los turistas van a visitar el campo del equipo ese. Si es que toda inversión es poca para que el alcalde se pueda sentar en el palco, orgulloso de su esforzada labor por el futuro de la ciudad.

Escrito por Feyn Dem en: 8:21 PM | Comentarios (2)

2 de Abril 2006

No importa

Se me ocurrió el otro día, cuando veía a los indignados ciudadanos marbellíes protestando contra los mafiosos a los que instalaron con sus votos en el ayuntamiento. ¿Será una característica innata del ciudadano español esa de preocuparse por las cosas tarde, mal y por las razones equivocadas? Los ciudadanos de Marbella aceptaron la corrupción durante años porque a ellos les iba bien, los que se manifestaban contra la guerra de Irak fueron pacifistas de un día (día y medio como mucho) y la mayor parte de los que se manifiestan contra la LOE están deseando sentarse en el sillón y que a sus hijos les eduque la tele. Pan y toros.
Digo todo esto porque el otro día leí los datos de audiencia del jueves pasado. Algunos recordarán que ese día se aprobó en el Parlamento (sin cobertura televisiva nacional, probablemente por aquello de que lo nacional es discutido, discutible y no da audiencia) el Estatuto catalán y que esa misma noche Piqueras entrevistó a Zapatero en Tele 5. En una jornada como esa, unos días después del “alto el fuego” de los etarras, la entrevista con el Presidente que promovió el Estatuto y debe dirigir en “proceso de paz” fue seguida por 2.105.000 españoles, un share del 15,5. Inmediatamente después 4.544.000 siguieron, en la misma cadena, una programilla de humor llamado Camera Café.
Algunos creen que este país está en proceso de disolución que será conflictivo. Yo creo que, salvo que todas las cadenas decidan conectar en directo, no vamos a escuchar ni el sonido de las costuras desgarrándose.

Escrito por Feyn Dem en: 6:42 PM | Comentarios (1)